China se fue al chancho: subiría impuestos a la carne de cerdo por los aranceles a los autos eléctricos

Medios europeos lamentan decisión que tomaría Beijing en respuesta a las medidas de la Unión Europea de elevar los impuestos en hasta 48% a los vehículos recargables que se exportan desde el gigante asiático.




El problema de los aranceles a los autos eléctricos chinos que se anunció para Europa sigue sumando capítulos. La guerra comercial se juega en pasillos y ahora desde China llegan anuncios de acciones que tomaría Beijing como respuesta a lo que consideraron una injusticia y un atentado al libre comercio.

Según indicaron diversos medios europeos, como El Mundo de España, China abrirá una investigación antidumping sobre algunos productos de cerdo importados desde la Unión Europea.

REUTERS/File Photo

El tema tomó preocupación mayor en España, que en 2023 fue el mayor exportador de carne de cerdo a China, con más de 1.500 millones de dólares en envíos, según datos oficiales de aduanas citados por el medio hispano.

La información de la investigación llegó desde el Ministerio de Comercio de China. Se incluyen los productos destinados al consumo humano, como la carne de cerdo fresca, fría y congelada; despojos de cerdo; grasa de cerdo sin carne magra; así como intestinos, vejigas y estómagos.

Los medios chinos han precisado que la investigación se inició en respuesta a una solicitud formal de la Asociación China de Agricultura Animal (CAAA), que representa a la industria porcina nacional y que solicitó una investigación antidumping sobre la carne de cerdo importada de la UE el pasado 6 de junio.

Desde el organismo estatal chino indicaron que la investigación no debería durar más de un año. “Después de recibir la solicitud, estimamos que esta cumplía las condiciones para presentar una investigación antidumping. La agencia de investigación llevará a cabo investigaciones de acuerdo con la ley, protegerá plenamente los derechos de todas las partes interesadas y tomará decisiones objetivas y justas basadas en los resultados”, dice el comunicado de las autoridades chinas.

Respecto de este tema, El Mundo citó fuentes de la delegación diplomática española en China señalando que “apuntar a la carne de cerdo es ir directamente a hacer daño a las empresas españolas. España fue uno de los países que más apoyó la investigación de las subvenciones a los coches eléctricos chinos que ha terminado con la subida de aranceles. Eso no sentó nada bien a las autoridades chinas a pesar de que las relaciones bilaterales que mantenemos son fantásticas”.

Pero el cerdo no sería el único afectado con esta guerra comercial. La agencia Europa Press comentó que desde China también se está evaluando abrir investigaciones antidumping a las importaciones de productos lácteos comunitarios (suero, polvo, nata y leche fresca) valoradas en 1.700 millones de dólares.

A esto se sumarían investigaciones sobre el Brandy, cuyo objetivo indican algunos medios sería atacar a Francia, otro de los países que se mostró más fuerte a la hora de justificar el alza en los aranceles de los autos eléctricos en Europa.

Como se ve, la guerra comercial que comenzó Estados Unidos y que extendió Europa por ahora estaría recibiendo contraataque hacia el Viejo Mundo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.