El Chevrolet Spark iniciará 2021 como el auto más barato del mercado estadounidense

El citycar de General Motors supera por escaso margen al Mitsubishi Mirage. Tiene un valor de acceso de US$ 14.395.




Por estos días las marcas fijan su tarifario en Estados Unidos para la nueva temporada 2021, y tras conocerse aquellos listados, el Chevrolet Spark vuelve a ubicarse como el modelo más asequible de ese gigantesco mercado, cuya tasa de matriculaciones anuales está en el orden de las 17 millones de unidades. El modelo Spark LS con caja manual de cinco marchas inicia en US$ 14.395 ($ 10,2 millones).

Este Chevrolet Spark de acceso en el mercado norteamericano, se ofrece con una pantalla central táctil de 7″ compatible con Android Auto y Apple CarPlay, cámara de retroceso, llantas de acero de 15″ y nada menos que 10 airbags, marcando este último punto la gran diferencia con el Spark que se ofrece en Sudamérica. En materia mecánica, dispone de un motor aspirado de cuatro cilindros y 1.4 litros que produce 98 Hp y 127 Nm a 4.400 rpm y que se gestiona por la mencionada transmisión manual de cinco marchas (consumo en carretera de 16,1 km/l).

El segundo auto más barato en EE.UU. también es el Spark (US$ 15.495), pero esta vez de caja automática de tipo CVT. En tercer lugar aparece el Mitsubishi Mirage (hace unos días te contamos la historia de un duradero Mirage), que en su configuración de transmisión manual de cinco marchas se encuentra en concesionarios desde los US$ 15.565.

Estos son los que siguen:

  • Nissan Versa MT5: US$ 15.855
  • Hyundai Accent MT6: US$ 16.390
  • Mitsubishi Mirage Sedán MT5: US$ 16.435
  • Kia Rio Sedán CVT: US$ 16.815
  • Mitsubishi Mirage CVT: US$ 16.865
  • Hyundai Accent CVT: US$ 17.490
  • Nissan Versa CVT: US$ 17.525
  • Mitsubishi Mirage Sedán CVT: US$ 17.735

Todos los valores incluyen el precio de traslado hasta el concesionario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.