El Mercedes-Benz Clase S 2021 será el primer auto con airbags de impacto frontal para plazas traseras

El modelo alemán tendrá además el nuevo sistema MBUX de Mercedes-Benz, esta vez con reconocimiento facial y escaneo de huella dactilar.




La Clase S de Mercedes-Benz siempre es sinónimo de innovación y tecnología (por ej., en 1978 estrenó los frenos ABS), y esta vez por qué iba a ser la excepción... En mayo, Daimler mostró el primer teaser del modelo y anunció que llevaría la nueva generación del sistema de infoentretenimiento MBUX (ver nota), y ahora se sabe que el sedán full size llevará airbags frontales para los asientos de la segunda fila.

Tal como hizo el Grupo Hyundai en septiembre de 2019 cuando presentó un airbag central que impide el choque de cabezas entre conductor y acompañante (ya lo equipan los Genesis GV80 y G80), ahora Mercedes-Benz sorprende con una bolsa de aire enfocada netamente en los ocupantes de las plazas traseras. Esta tecnología viene a cambiar las reglas del segmento, puesto que se trata del primer auto de serie en equipar esta innovación, en un nicho donde quienes van sentados atrás son precisamente quienes han desembolsado el dinero por el automóvil (gente que no maneja por sí misma, sino que delega esta función en choferes).

El modelo de airbag aún no es totalmente revelado, pero consiste en una bolsa en forma de U, destinado a contener la cabeza del ocupante. Por el momento, Mercedes-Benz dice que funcionarán junto con cinturones de seguridad inflables y que se adaptarán para las sillas de niños. Por si ello fuera poco, también el Clase S contará con el Pre-Safe Impulse Side, una función que infla los bordes de los asientos para empujar (literalmente) al ocupante al centro del asiento, de manera que no esté expuesto al punto de impacto. Por supuesto, todo esto se logra gracias a los modernos sistemas de sensores del llamado a ser el nuevo referente del segmento.

Y aunque parezca una oferta de infomercial, eso no es todo: también en materia de seguridad entra en acción el E-Active Body Control, que controla la suspensión para elevar tanto como sea posible el vehículo, de manera que el choque se dé en el chasis del Mercedes-Benz Clase S.

Tanta maravilla será develada por completo el próximo 2 de septiembre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.