Extreme H: la nueva categoría de autos a hidrógeno empezaría en 2024

Alejandro Agag, CEO de la Extreme E, dio detalles del nuevo campeonato.




Desde que apareció en escena la Fórmula E, el desarrollo del motorsport ha acelerado su paso hacia las energías renovables. De esa categoría de monoplazas eléctricos que vimos en Santiago durante un par de años se derivó la Extreme E, una serie de todoterrenos eléctricos cuyo objetivo es concientizar sobre el cambio climático.

Ahora, de los mismos creadores de esas competencias, surgió la idea de dar forma a una carrera de autos a hidrógeno, la Extreme H, proyecto que Alejandro Agag, CEO de la Extreme E, comentó y adelantó sus principales puntos.

¿Cómo está el proyecto de la carrera de autos a hidrógeno?

El hidrógeno es un proyecto en el que estoy muy emocionado y convencido. Ya está funcionando la Extreme E con hidrogeno, ya que los autos se cargan con energía eléctrica que se nutre de hidrógeno verde y yo quiero llegar al siguiente paso y hacer una competición de autos a hidrógeno, la que va a ser la primera del mundo.

¿Qué plazo tienen para esa competencia?

El proyecto está muy avanzado técnicamente, estamos con la última fase de diseño de los autos, los que van a tener una pila de combustible y van a tener el mismo formato de Extreme E, o sea, con autos más o menos del mismo tamaño, por que como se sabe el hidrógeno abulta mucho, pero el formato nuestro de muchas carreras cortas es ideal para unos autos de este tamaño agua y yo espero empezar por lo menos con las primeras pruebas de prototipos en julio del próximo año y la primera carrera en 2024, durante la cuarta temporada de la Extreme E y sería la Extreme H.

¿Serán carreras complementarias?

La idea es que las dos series se realicen en el mismo evento, pero no hemos decidido todavía si será con carreras en días alternados jueves y viernes una y otra, o intercalamos en la mañana y tarde entre batería e hidrógeno; eso sí, no corriendo unos contra otros por que las prestaciones del hidrógeno con la batería son muy diferentes y las baterías también tienen un peso distinto y no podríamos conseguir que los vehículos tuviesen el mismo peso.

¿Chile podría ser una de las sedes?

Yo creo que la electricidad y el hidrógeno son dos de las tecnologías fundamentales para resolver el problema de la movilidad sostenible y sé que Chile está apostando fuerte por el hidrógeno verde, por lo tanto tiene mucho sentido traer acá una carrera de hidrógeno verde.

¿Serían autos muy diferentes a los de la Extreme E?

Si bien sería otra categoría diferente, quiero que tenga la mayor cantidad de piezas iguales de los autos, salvo el powertrain, así ahorraríamos mucho en repuestos en suspensiones, en chasis, que todo fuese lo mismo exceptuando lo de hidrógeno y la batería obviamente. Además, habrá un campeón para cada categoría, pero podría ser el mismo si es que, por ejemplo, Loeb decide correr en ambas series.

¿Se han acercado interesados para esa competencia?

Hay mucho interés de varias marcas y el hidrógeno abre puertas a compañías petroleras. Yo siempre lo digo, soy un convencido del auto eléctrico, pero creo que las compañías petroleras tienen un papel muy importante que jugar en la transición a una sociedad sin combustibles fósiles y aunque esto parece contradictorio, creo nos va a hacer falta mucho el petróleo para salir de la era del petróleo, ya que, por ejemplo, los paneles solares necesitan energía para fabricarse y ese mismo panel solar está pagando su factura de carbono los primeros cinco años de su vida y los siguientes 20 años es neto positivo el efecto.

¿Las compañías petroleras podrían tener su lugar en esta carrera?

Hace falta darle un papel a las compañías petroleras, que también tienen un rol que jugar, y como ellos no pueden estar en la carrera de baterías, podrían sumarse a la de hidrógeno, energía dónde todas están apostando muy fuerte, por lo que un campeonato les daría una plataforma para desarrollar esa tecnología verde y así hacer su propia transición de compañía petrolera a una compañía de energía renovable.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.