Inició la primavera y estos son los tips para mantener los alérgenos fuera de tu auto

Las alergias son uno de los principales enemigos en la concentración y percepción de quien conduce. Solo como dato, el estornudo del conductor de un auto que viaja a 100 km/h significa el avance a ciegas por casi 30 metros.




Este 21 de septiembre comenzó oficialmente la primavera en el hemisferio sur y aunque ello es sinónimo de temperaturas más agradables en casi todo el territorio nacional, para muchos también significa la llegada de las molestas alergias estacionales producidas por los árboles y plantas que se traducen en estornudos, dolores de cabeza, mucosidad y picazón en los ojos o la piel, entre otros, todas reacciones que quitan la capacidad de concentración de un conductor. Aquí te detallamos algunos consejos simples para intentar dejar fuera del habitáculo los agentes que producen las alergias.

De acuerdo con estudios de la Fundación Mapfre, las alergias en sí son un peligro por dos causas fundamentales: los propios síntomas antes citados y, dos, por los efectos de la medicación para combatir esas reacciones propias del organismo.

Consejos para evitar al máximo las alergias dentro del auto:

  • Viajar siempre con las ventanas cerradas: esto impedirá que los alérgenos, muy en particular el polen, entren al vehículo.
  • Chequear el filtro de polen (o filtro de cabina): todos los vehículos modernos tienen un filtro que atrapa las pequeñas partículas exteriores antes de que el aire salga expulsado mediante los conductos de cabina. Es necesario que tal como se hace con los filtros de aire o de combustible, este se recambie cada cierto kilometraje (que es indicado por el fabricante). De encontrarse defectuoso, el polen ingresará fácilmente al interior del auto.
  • Limpiar el auto con frecuencia: por más que se intente mantener los alérgenos fuera, de todos modos al abrir puertas se cuelan y posan en el interior. Resulta clave mantener un aseo periódico con una aspiradora potente y que atrape el polen (y no vuelva a expulsarlo una vez capturado por la manguera). Las alfombras y el mismo tapiz suelen ser el mejor refugio del polen, los ácaros del polvo y pelo de animal.
  • Evitar los trayectos durante el amanecer o el atardecer: durante estos dos momentos del día es cuando mayor concentración de polen está en suspensión.
  • Guardar el auto en un lugar fresco y seco: la humedad es un hábitat favorable para los ácaros del polvo.
  • De comenzar un tratamiento antialérgico, evitar hacer un viaje largo en los siguientes dos o tres días: varios remedios que combaten las alergias producen somnolencia, por tanto es recomendable dar un periodo de adaptación al organismo para que se acostumbre con el medicamento. En lo posible nunca conducir por tiempos largos recién iniciado la ingesta de un fármaco. De todos modos, el médico podrá resolver cualquier duda al respecto.

Finalmente, si aún crees que las alergias no son tan relevantes para quien conduce, basta decir que el estornudo de una persona que conduce un auto a 100 km/h le significará avanzar 28 metros ‘a ciegas’.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.