La nueva obra de arte de Ferrari es un “one off” y se llama SP51

Se trata de un roadster basado en la arquitectura del majestuoso 812 GTS y los resultados son abismantes.




El SP51 es la nueva joya de Ferrari, modelo que solo una persona lo podrá tener en sus manos y podrá deleitar al mundo entero, ya que estamos frente a un one-off y que se pudo concretar gracias al programa Special Projects. Este roadster entra al segmento más exclusivo de la gama de la marca de Maranello y lo hace a petición de un cliente, simbolizando la cúspide en cuanto a personalización que ofrece Cavallino Rampante.

Este singular modelo, fue diseñado por el Centro Stile Ferrari bajo la dirección de Flavio Manzoni, y se trata de un spider que monta un poderoso motor V12 delantero, de 6.5 litros, que es capaz de generar nada menos que 800 Hp y 718 Nm de par máximo, esto significa que está basado en el radical 812 GTS, el cual hereda toda su disposición, chasis y motor.

La particularidad de este envidiable modelo, reside en la ausencia total del techo, convirtiéndose así en un roadster en toda regla con un carácter deportivo y capaz de emocionar a cualquiera. Para lograr este anhelado resultado, fue necesario un extraordinario trabajo en refinamiento aerodinámico mediante simulaciones CFD, esto significa pruebas en el túnel de viento y ensayos dinámicos para así garantizar el mayor confort en el interior del habitáculo.

Uno de los elementos que más llama la atención, es el nuevo color de triple capa desarrollado única y exclusivamente para este SP51. Esta tonalidad le entrega un carácter más elegante y se ve reforzada por la librea longitudinal blanca y azul inspirada en el legendario Ferrari 410 S de 1955.

Su frontal sobresale los faros rediseñados, el cual aporta una identidad inconfundible al aspecto de este one off. A esto se le agrega sus llantas, diseñadas exclusivamente para este vehículo que están dotadas de aletas en fibra de carbono en todos sus radios.

El interior de este Ferrari SP51 es majestuoso, pues la elección de la tapicería de color rojo alcantara le entregan un toque de elegancia y mayor exclusividad. Además, se le agregan colores blancos y azules en el túnel central y en la franja entre los asientos de la pared trasera del habitáculo, así como en las costuras del volante, entregando una continuidad total entre el interior y el exterior.

Otra de las particularidades puertas adentro es el acabado especial en los paneles de las puertas, la parte inferior del salpicadero y los paneles laterales de los asientos el cual implica una inserción azul de Kvadrat con costuras blancas en forma de X.

Ferrari no entregó el nombre del cliente que pidió este exclusivo modelo, sin embargo, detalló que se trata de un cliente taiwanés y destacado coleccionista del Cavallino Rampante.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.