Maserati saca brillo a su tradicional estampa ‘sportiva’ con el debut del nuevo MC20

El deportivo biplaza monta el generoso motor Nettuno V6 de 3.0 litros con doble turbo que rinde 630 caballos. Se inspira en el extinto MC12.




En 2004, Maserati decidió dar vida al MC12, un radical deportivo de motor V12 hecho para competir en el Campeonato GT de la FIA. Apenas 25 unidades del purasangre se vendieron a público, convirtiendo al modelo italiano en uno de los más buscados entre los superdeportivos peninsulares más jóvenes. A 16 años de ese hit, la marca de Módena volvió sobre ese mismo vehículo, ahora tomándolo como inspiración, para desarrollar el Maserati MC20, un bólido si bien es cierto menos furioso, igualmente a nivel de los deportivos más deseados del momento. Y cómo no, si la nueva arma del tridente desarrolla 630 caballos de potencia gracias a un motor con tecnología de Fórmula 1.

Como en varios de los últimos grandes destapes de industria, el Maserati MC20 fue descubriéndose poco a poco. En mayo, por ejemplo, la firma mostró una edición prototipo ploteada en honor a Sir Stirling Moss, expiloto del Gran Circo que en los años 50 corrió con los colores del tridente. Ya en julio, fue turno para presentar el moderno motor Nettuno del MC20, un corazón biturbo de 3.0 litros -íntegramente creado por Maserati, tras una pausa de 20 años en la materia (según confiesa la marca)- que da como razón nada menos que 210 Hp por cada litro de desplazamiento (y desarrolla 730 Nm desde 3.000). Para poner las cosas en contexto, ligado a la caja automática doble embrague, el coupé italiano podrá llegar a los 100 km/h en 2,9 segundos y promediar una máxima de 325 km/h.

Maserati MC12 de 2004.

Más allá de su innegable parecido, entre los guiños de este Maserati MC20 con el recordado MC12 se hallan también las puertas de apertura butterfly wing. Respecto de sus dimensiones y peso, mide 4.669 mm de largo, 1.965 mm de ancho y 1.221 mm de alto, y marca sobre la balanzar 1.5 toneladas, cuestión conseguida gracias al uso extensivo de aluminio. El mismo motor, ‘pequeño’ si se lo compara con el atmosférico V12 de 6.0 litros del MC12, termina por aligerar a este filudo tridente capaz de pinchar a cualquiera.

Siguiendo con su aceitado espíritu sport, este tracción trasera con diferencial autoblocante dispone de ruedas de 20 pulgadas, con neumáticos de 305 mm de ancho atrás y de 245 mm adelante. Los frenos de disco ventilados de 380 mm y seis pistones adelante y 350 mm y cuatro pistones atrás, permiten a la última obra de Maserati detenerse desde los 100 km/h en menos de 33 metros (con piso seco).

Maserati dice que aceptará órdenes para el MC20 desde hoy mismo. Estará disponible en tonalidades Bianco Audace, Giallo Genio, Rosso Vincente, Blu Infinito, Nero Enigma y Grigio Mistero. Y llega a las calles sobre fines de año tras haber tomado dos años en su desarrollo.

Por último, tal como el coche en que se inspira, Maserati planea en grande su vuelta a la arena motorsport de mano del flamante MC20. “Es tiempo de ser audaz”, dice la marca de Módena que ya en agosto introdujo las versiones Trofeo del Ghibli y el Quattroporte.

Comenta