Paciente crítico: Renault clama por millonario préstamo para no desaparecer

file-photo_-workers-check-a-car-at-renault-38294473

La firma del rombo enfrenta su peor momento financiero y pide al estado francés € 5 mil millones para salir del apuro.




Los proyectos de Renault en el campo de los vehículos autónomos, su participación en Fórmula 1, su próximo plan de lanzar un SUV coupé y en definitiva sus 120 años de historia están en este momento en serio riesgo. Hasta antes de la pandemia, el gigante francés ya enfrentaba una condición financiera comprometida, que la propagación del virus no ha hecho más que empeorar. “Sí, es cierto que Renault podría desaparecer”, advirtió este viernes el ministro de Economía galo, Bruno Le Maire. El Estado de ese país negocia un préstamo de € 5 mil millones, que de no prosperar sería la estocada final para la alicaída marca fundada por los hermanos Renault.

renault-pope-francis

"El grupo ha pedido un préstamo garantizado por el Estado. Todavía no he firmado ese préstamo. Continuamos nuestras discusiones en el marco del plan de apoyo a la industria automovilística. Le pedimos a los constructores de asumir compromisos en tres direcciones: el vehículo eléctrico, el respeto de sus subcontratos y la localización en Francia de sus actividades tecnológicamente más avanzadas”, agregó Le Maire. En la práctica, Renault está obligada a aceptar las condiciones estatales si es que quiere continuar con vida. La firma del rombo emplea a unas 48 mil personas en toda Francia. Ya se había anunciado el cese de cinco plantas en diferentes puntos del país.

Mégane RS Trophy

El gobierno galo está empecinado en que, para conceder el préstamo, concurran todas las garantías para que Renault cumpla con su palabra en orden a priorizar la producción local. “¿Cómo va a garantizarnos que el día de mañana los vehículos eléctricos estarán localizados en Francia? ¿Cómo nos van a asegurar que mañana Francia será el primer centro de producción mundial de vehículos eléctricos de Renault?”, dijo en Le Figaro.

Bruno Le Maire.

El debilitamiento de Renault venía dado por la caída de su otrora líder Carlos Ghosn, en noviembre de 2018. En la materia que hoy importa, el sí o el no del gobierno de Emmanuel Macron debería venir esta semana.

Comenta