Porsche Taycan: llega a Chile el primer eléctrico de los alemanes

El deportivo ecológico que cautivó a todos por su dinamismo está disponible en tres versiones.




Hasta que llegó el día de la presentación. Se habló a comienzos de año de que pudo presentarse en la fecha de la Fórmula E que se disputó en Santiago, pero diversos problemas lo impidieron y retrasaron su arribo. Eso hasta hoy, cuando Porsche develó en el mercado local el Taycan, su primer deportivo 100% eléctrico.

El nuevo modelo conocido en fase de desarrollo como Mission E, que había recibido su homologación en el Centro de Certificación Vehicular (3CV) el pasado 5 de junio, entra al mercado local con tres alternativas: el Taycan Turbo y Taycan Turbo S, los cuales tendrán un precio de US$ 182.900 mil (unos $ 143 millones) y US$ 219.900 (unos 172 millones). Cerrando el catálogo de opciones disponibles está el Taycan 4S, unidad entrada a la gama deportiva ecológica y que tiene un precio de US$ 149.900 mil (cerca de $ 117 millones). El objetivo de venta es de ocho unidades este año.

“Hoy marcamos un hito en la historia de Porsche en Chile, ya que, conservando siempre nuestro ADN deportivo, nos hemos reinventado ajustándonos a las necesidades de nuestros clientes y a los tiempos actuales”, dijo Cristóbal Lüttecke, gerente general de Porsche en Chile, agregando que “el primer modelo 100% eléctrico de Porsche se ha convertido en un fenómeno en la industria automotriz, transformándose en sinónimo de un indiscutible impulso eléctrico innovador, pero con la misma alma y espíritu de los 70 años anteriores de Porsche”.

El Porsche Taycan rompe lo conocido en la marca, tal como alguna vez lo hizo Cayenne, cuando hizo debutar a la firma en los todoterrenos, algo que para la fecha era absolutamente inconcebible según los más puristas. Pero así como el Cayenne fue un rotundo éxito, ahora en la casa alemana esperan reeditar el mismo éxito con el eléctrico que rescata el inconfundible ADN del resto del portafolio.

En el frente del Taycan -cuyo nombre refiere a un caballo joven y animoso- se muestra ancho, con focos de cuatro luces en cada costado y hombros sobresalientes sobre los pasos de rueda. De costado, la silueta también da cuenta de la esencia porschista, con salidas de aire detrás del eje delantero y con un marcado diseño coupé, esta vez de cuatro puertas. En la zaga, tal como en el Porsche 911, el Taycan lleva una luz fina que atraviesa todo el ancho de la retaguardia por debajo de la luneta.

En el habitáculo el protagonismo lo toma una pantalla central de 10,9 pulgadas y un display (opcional) para el copiloto, que se encuentran detrás de un panel transparente oscurecido. Los botones han sido disminuidos (en comparación a otros modelos de Porsche), para dar paso a la inteligencia artificial que se activa al decir “Hey, Porsche”.

Como buen auto eléctrico, el Taycan también es ecológico por dentro. Es completamente libre de cuero en sus acabados, donde todo se encuentra trabajado sobre materiales reciclados. Dispone, por otro lado, de doble maletero: adelante carga 81 litros y atrás, 366 litros.

Probado en el exigente circuito de Nürburgring

En cuanto a capacidades, el buque insignia es el Taycan Turbo S, desarrolla 560 kW (761 caballos con launch control y 1.050 Nm de torque), mientras que el Taycan Turbo eroga 500 kW (equivalente a 680 Hp con launch control y 850 Nm de par). Están unidos a una caja de dos marchas que, en primera entrega más aceleración desde parado y, en segunda, permite una mayor velocidad final. El Taycan más radical se dio maña hace un año exacto para convertirse en el coupé eléctrico más veloz sobre el asfalto de Nürburgring (ver nota). La versión 4S, por su parte, es capaz de desarrollar una potencia de 420 kW (571 Hp).

Y es que la variante más alta puede alcanzar los 100 km/h en 2,8 segundos, mientras que el Turbo, por su parte, completa el sprint en 3,2 segundos.

Donde no existen diferencias entre el Turbo y Turbo S es en la tracción tracción integral y llegan a un máxima de 260 km/h, aunque vuelven a tomar distancia en el apartado de autonomía: el Taycan Turbo puede rodar hasta 450 km sin recargar, mientras el Taycan Turbo S baja en ese ítem hasta los 412 km (según el ciclo WLTP). El Turbo pesa 2.305 kilos, en tanto que el Turbo S, marca en la báscula 2.295 kilos.

El 4S, por su parte, logra pasar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4 segundos, por intermedio de las funciones overboost y Launch Control. De acuerdo al WTLP, puede recorrer hasta 463 kilómetros, con una velocidad máxima de 250 km/h.

Respecto del tiempo para la recarga, la firma alemana precisa que bastan 22,5 minutos para que el Taycan recargue el 80% de sus baterías, en condiciones ideales con un peak de 270 kW.

En enero pasado, el Porsche Taycan fue el gran protagonista de la marca de Stuttgart en el Super Bowl 54, con una espectacular y cinematográfica persecución. Míralo aquí abajo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.