Si los jugadores de Chile fueran un auto ¿qué modelos serían?

La alineación titular de Chile. La Roja derrotó 3-0 a Venezuela en San Carlos de Apoquindo.

La alineación titular de Chile. La Roja derrotó 3-0 a Venezuela en San Carlos de Apoquindo.

Conociendo las características de los jugadores los sometimos a un análisis automotor totalmente subjetivo. Y estos son los resultados arbitrarios.




Chile enfrentará esta tarde a Paraguay por las clasificatorias al Mundial de Qatar 2022. Para La Roja, el duelo en Asunción será clave en sus aspiraciones por regresar a la máxima cita mundialista.

Mientras controlamos la ansiedad en las horas previas del juego contra los albirrojos, en MT La Tercera realizamos un profundo análisis a las características futbolísticas y emocionales de los seleccionados nacionales, a lo que sumamos en ocasiones gustos personales a la hora de escoger sus propios vehículos y establecimos de manera totalmente subjetiva (siempre con respeto, como diría Jorge Valdivia) qué autos serían los jugadores chilenos.

Tomando en cuenta entonces la metodología utilizada, la misma que ocupó como analogía el personaje Denver de la Casa de Papel para definir a Tokio (“Tokio es un puto Maserati y todo el mundo quiere un puto Maserati”), la lista de los cracks chilenos que podría saltar a la cancha del Defensores del Chaco sería la siguiente:

Claudio Bravo: Ford Mustang de los años 60

El capitán tiene una larga trayectoria en La Roja, de hecho, es el jugador con más partidos en la Selección. El deportivo americano también luce un palmarés de antología desde su origen. Bravo también genera respeto en los rivales, es muy apasionado en la cancha y muchos empezarían su equipo (o colección de autos) con él, lo mismo que con el muscle car. Además, coincide con un Mustang del 66 que compró el propio portero.

Mauricio Isla: Volkswagen GTI

Der neue Volkswagen Polo GTI

El lateral de Flamengo se convirtió en un histórico de la Selección al ganar dos Copa América, tal como el VW GTI marcó un hito en los hatchbacks. Con potencia y velocidad suficiente para superar adversarios (no es el más rápido, ahí sería el Golf R), es uno de los regalones de los hinchas y estará siempre en la galería de los mejores.

Gary Medel: Ford Bronco

El más aguerrido de la Roja. Entrega absoluta en todas las canchas que juega, siempre logra superar los obstáculos a pesar de problemas que pueden surgir. Tiene una larga historia en el equipo, al igual que el nombre Bronco en Ford, y es una de las mejores alternativas cuando se necesita potencia, esfuerzo y sacrificio.

Francisco Sierralta: Jeep Wrangler

Jeep Wrangler

El central del Watford de Inglaterra tiene una imagen de jugador rudo, al igual que el clásico todoterreno de Jeep, capaz de meterse en los lugares menos amigables. También comparten la fuerza, la potencia y la imagen más salvaje. Un jugador que muchos les gustaría tener en su equipo ¿a alguien no le gustaría tener un Wrangler?

Guillermo Maripán: Hummer H3

El zaguero del Monaco impone presencia de entrada gracias a su envergadura física. Es grande, tiene fuerza, no se aproblema en terrenos complicados donde hay que exigirse al máximo, eso sí, es algo lento en la salida y no tiene la agilidad de otros vehículos.

Gabriel Suazo: Awto

awto 2

El capitán de Colo Colo fue llamado de urgencia por el técnico Martín Lasarte. Ante los problemas de última hora, se le vio como una solución eficaz para salvar la situación, tal como los vehículos de la plataforma de autos que se arriendan por hora.

Arturo Vidal: Mercedes-Benz Clase G AMG

El todoterreno de la Roja. Figura emblemática y para muchos el mejor de la historia en el fútbol chileno, es reconocido por su entrega absoluta y por la calidad de su juego, lo que le ha permitido estar en los equipos más importantes del mundo. A su capacidad para estar en todos los sectores, suma fuerza y potencia, los mismos atributos que tiende de sobra la Clase G. Y el Rey Arturo además tiene uno de estos 4x4 en su garaje.

Erick Pulgar: Toyota Corolla

Aunque no tiene todavía la trayectoria del histórico sedán japonés, le entregamos al volante de la Fiorentina este modelo por la confianza que se puede depositar siempre en él, por la simpleza de su juego, y la fiabilidad que transmite en todo minuto. Es uno de los pocos que nunca (o muy pocas veces) falla. Es para tenerlo años en el equipo.

Diego Valdés: Buick Envision

Al volante que milita actualmente en el Santos Laguna mexicano le ha costado hacerse un nombre en Chile. A pesar de sus grandes actuaciones en la liga azteca, por La Roja no se le había visto el mismo rendimiento hasta el último juego contra Venezuela. Tal como el modelo de Buick, goza de más reconocimiento en Norteamérica, aunque esperamos que mantenga el alza del último duelo.

Alexis Sánchez: Audi R8

Audi R8 V10

Una de las mayores estrellas que ha dado el fútbol chileno. Por años fue el jugador más admirado, el más deseado por todos, el que todos querían, pero al que solo algunos podían llegar, al igual que el deportivo de la firma alemana. Dueño de una velocidad y agilidad envidiable, está en la galería de los mejores, aunque ahora otros deportivos (delanteros) lo han superado.

Ben Brereton: Jaguar F-Type

El delantero del Blackburn Rovers se ganó el afecto de los hinchas nacionales con su eficacia, potencia y dinámica, elementos que son comunes al sedán deportivo de la firma británica. La elegancia y el respeto que muestra el ariete son otros elementos que lo convierten en uno de los jaguares de la Roja y una de las esperanzas para llegar a Qatar 2022.

Eduardo Vargas: Peugeot 206

Es uno de los máximos artilleros en la historia de la Roja. Sobre su espalda hay una rica historia y hace un par de años fue uno de los más deseados por su dinamismo, eficiencia y efectividad, tal como lo hizo el compacto francés cuando se convirtió en uno de los más importantes del mundo. Hoy está viviendo una especie de resurrección, al igual que la serie 200 de Peugeot con su nuevo 208.

Charles Aranguiz: Volkswagen Beetle (Escarabajo)

Pese a que no está en la lista de los que jugará frente a Paraguay, no podía quedar fuera al ser uno de los más importantes de la generación dorada. El volante ha marcado historia, manteniendo siempre su humildad y eficiencia, tal como lo hizo por años el mítico Escarabajo, por algo era el “auto del pueblo”, lo mismo que el Príncipe, quien es uno de los más queridos por hinchas de todos los equipos.

Eugenio Mena: Alfa Romeo Giulia

2019 Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

El lateral chileno es uno de los que exhibe gran velocidad y pulcritud en el juego. Tiene mucha inteligencia al jugar y es uno de los que muestra más dinamismo durante los 90 minutos, sin embargo, las lesiones le han jugado en contra, tal como le ha pasado al modelo de la casa italiana, firma que históricamente ha debido luchar contra inconvenientes mecánicos.

Marcelino Nuñez: Suzuki Swift Híbrido

El talentoso volante de la Roja es una de las caras de la nueva generación en La Roja, lo mismo que el compacto con su tecnología más eficiente. Nuñez se caracteriza por su simpleza, por la humildad en todo minuto, por la alegría que transmite al jugar y por ofrecer una entrega superior al resto, las mismas cualidades de este modelo más amigable con el medio ambiente.

Martín Lasarte: un auto chino

Photo by Marcelo Hernandez / POOL / AFP

El técnico de la Roja fue llamado contra el tiempo para suplir la salida del colombiano Reinaldo Rueda. Y aunque en un comienzo se mencionaron en los medios nombres más reconocidos a nivel internacional para llegar a la banca nacional, la verdad es que hubo que ajustarse al presupuesto. Sin embargo, tal como varias marcas chinas -y pese al prejuicio de muchos con el origen- Lasarte puede sorprender y conseguir resultados que superan las expectativas iniciales. Eso sí, habrá que ver cómo soporta la presión y el trajín constante.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.