Alberto Fernández confirma su liderazgo en Argentina a una semana de las elecciones

ARGENTINA-ELECTION-CAMPAIGN-FERDANDEZ-KIRCHNER

Foto: AFP

Según expertos, si las circunstancias no cambian, el candidato kirchnerista podría ganar la Presidencia en primera vuelta. La estrategia de Macri esta semana será mantener su porcentaje de primarias y evitar que esos votos se dispersen.




Cuando queda una semana para que se realicen las elecciones presidenciales en Argentina, Alberto Fernández se presenta como el líder indiscutido, habiendo obtenido un 47% de los votos en las primarias de agosto, superando al actual Presidente Mauricio Macri por más de 15 puntos. Por eso, las estimaciones entregan una amplia ventaja para el candidato del Frente de Todos, que tiene de compañera de fórmula a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El panorama argentino tampoco favorece a Macri. Según cifras publicadas a fines de septiembre por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de Argentina, el 35,4% de la población figura debajo de la línea de la pobreza. Mientras que en el segundo semestre de 2018, esta cifra correspondía a un 32%. Sin embargo, la recesión y la inflación hicieron que el índice aumentara en 3,4 puntos en los primeros seis meses de este año.

Además, la inflación de septiembre en Argentina fue de 5,9% y la interanual 53,5%. El aumento de precios, que ha sido el mayor en lo que va del año, se debe a la devaluación del peso argentino tras las primarias, cuando el dólar pasó de costar 46 pesos argentinos a 59.

Es justamente este ambiente el que ha permitido que Fernández sume votos y que llegue a la última semana de campaña liderando las encuestas. "Se presenta como alguien que ya está prácticamente en el poder, mientras que Mauricio Macri está haciendo una campaña apelando al hombre común, como si fuera él un líder opositor muy interesado en no perder un voto de las primarias", dijo a La Tercera el politólogo argentino Julio Burdman.

Según el analista, tras las PASO se creía que los votantes de Macri, se podían dispersar entre otros candidatos. Entonces, la estrategia del actual mandatario se ha centrado en conservar el porcentaje que obtuvo en agosto. "Macri estuvo haciendo una campaña bastante eficaz, en el sentido de evitar que sus votantes se disgreguen, y creo, de acuerdo a las encuestas, que va a mantener su nivel de apoyo alrededor del 30%", añadió Burdman.

"Fernández no se muestra tanto como candidato opositor, claramente los papeles se han invertido", concuerda José di Mauro, periodista y director de la revista Parlamentario.

Triunfo en primera vuelta

Tan claro fue el triunfo de Fernández en las primarias, que su victoria en la primera vuelta este domingo es casi segura. "Si logra que los votantes de la primaria repitan su voto, sin sumar votos nuevos, ya gana en primera vuelta, y las encuestas dicen que lo más probable es que suceda eso", señala Burdman.

Di Mauro, por su parte, también piensa que la fórmula de Fernández ganará en primera vuelta, siempre y cuando se mantengan las circunstancias actuales. "Para que el resultado varíe, Fernández tendría que perder al menos 3 puntos y Macri crecer 4, y no han cambiado las circunstancias como para que eso pueda llegar a darse. La economía ha empeorado y la unidad del peronismo se mantiene", señala el periodista, agregando que nada indica que el actual mandatario logre superar a Fernández.

Sin embargo, de acuerdo a los expertos, no se puede descartar que Macri logre reducir la diferencia en la semana que le queda de campaña. Pero, aunque lo hiciera, no sería un cambio muy significativo en términos de resultados.

"Ese es el objetivo de la gira denominada 'Sí se puede' que ha emprendido Macri por todo el país, así evita mostrarse prematuramente derrotado. Por el contrario, da la pelea y eso el propio peronismo se lo reconoce y respeta", señala Di Mauro.

Además, el analista dice que a estas alturas, Macri no solo se preocupa de su relección el domingo, sino que también está en juego su rol como líder de la oposición en un eventual gobierno de Alberto Fernández.

Comenta