Alto Representante de Política Exterior de la UE insta a los países a acoger a más afganos: “Entre 10.000 y 20.000 más como mínimo”

(Senior Airman Taylor Crul/U.S. Air Force vía AP, Archivo)

En la actualidad, ha indicado, en la Unión Europea hay unos 22.000 afganos acogidos pero “necesitamos acoger más”.




El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha instado este viernes a los estados miembro a hacer un mayor esfuerzo de acogida de afganos tras la caída del país en manos de los talibán, animándoles a recibir a “entre 10.000 y 20.000 más como mínimo”.

En la actualidad, ha indicado, en la UE hay unos 22.000 afganos acogidos pero “necesitamos acoger más”. Los estados miembros “tienen que comprometerse a acoger más”, “entre 10.000 y 20.000 más como mínimo”, pero “para acogerlos hay que sacarlos y en eso estamos”, ha añadido.

El jefe de la diplomacia europea ha estimado en unos 12.000 los nacionales europeos que aún permanecen en Afganistán y en 10.000 los afganos con los que tenemos una deuda muy concreta porque han sido los que han colaborado en la construcción de ese Afganistán que queríamos y no hemos conseguido crear”.

Por otra parte ha agradecido la labor que hizo España como ‘hub’ en la evacuación de colaboradores afganos de la UE y sus familias el pasado agosto. Borrell ha recordado que tenía a 500 personas que sacar de Kabul y que necesitaban visado y no podía esperar a que “una panda de burócratas” se lo dieran, porque entonces sería tarde.

Fue ahí donde España entró como país de tránsito para que se procesara aquí sus visados y se les trasladara luego a los distintos países de la UE. “Fue una operación modélica”, ha admitido, “quizá porque fueron pocos”. “Seguramente hubieran si sido 50.000 habría sido más difícil de administrar”, ha acotado.

Borrell ha vuelto a defender que la decisión de salir de Afganistán no la tomó el actual presidente estadounidense, Joe Biden, sino que la heredó de su antecesor, Donald Trump, que fue quien negoció con los talibán. “Se hubiera podido hacer mejor, pero ninguna retirada es ordenada y tranquila”, ha resaltado.

Por otra parte, ha dado la razón a Biden en que el objetivo de combatir a Al Qaeda y el terrorismo tras el 11-S se consiguió pero el “segundo objetivo” de construir un Afganistán “como nosotros, democrático, moderno e igualitario” no se ha logrado.

“En eso no hemos tenido éxito y al final la realidad es que nos hemos tenido que retirar militarmente después de gastar 300 millones de dólares cada día durante 20 años”, ha afirmado, admitiendo que con esto ha quedado demostrado que “hay realidades socioculturales profundamente ancladas que no se cambian con intervenciones militares”.

Esto nos debe llevar a “ver cómo hacemos en el futuro las intervenciones en el exterior”, ha incidido Borrell, subrayando que “esto vale para el Sahel, para Somalia y para tantos sitios”. “La fuerza militar no es la que resuelve los conflictos”, ha recalcado en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.