Elecciones en Israel: Primeros resultados dan ventaja a Netanyahu

Elecciones Israel

Foto: AFP

Las elecciones generales, las terceras en menos de un año, se han transformado en un plebiscito sobre la gestión del actual primer ministro.




Con un simple “gracias” acompañado de un corazón, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, agradeció a sus votantes a través de Twitter tras conocerse los primeros resultados a boca de urna de las elecciones generales, las terceras en menos de un año, que le entregaban una amplia victoria sobre sus oponentes. Así, el Likud del premier obtenía 37 escaños, mientras que Azul y Blanco lograba 33.

Los israelíes acudieron a las urnas en abril de 2019 y nuevamente en septiembre. En ambas ocasiones, ni el partido conservador del actual primer ministro ni sus oponentes lograron obtener la suficiente cantidad de puestos en el Parlamento para formar una coalición de gobierno.

Como resultado, Netanyahu quedó al mando de un gobierno donde está inhabilitado para tomar algunas medidas, como fijar un presupuesto.

Una mujer israelí bajo cuarentena se inscribe antes de votar en una mesa especial durante las elecciones. Foto: Europa Press

En algunas encuestas recientes, el premier ha sobresalido, lo que ampliaba la posibilidad de extender su mandato de 11 años. Sin embargo, los analistas piensan que lo más probable era que la votación termine igual que las dos anteriores, prolongando el estancamiento político y económico en Israel y llevándolos a unas cuartas elecciones en unos meses más.

¿Cómo funciona el sistema electoral israelí?

En Israel se vota por partidos más que candidatos individuales, y después los 120 asientos del Parlamento –o Knesset- son divididos proporcionalmente entre los partidos, dependiendo de la cantidad de votos que haya habido a nivel nacional.

Este proceso hacía casi imposible que un partido obtuviese la mayoría por sí solo. Los líderes deben hacer alianzas con formaciones más pequeñas que pueden tener ideologías muy distintas, lo que los obliga a hacer concesiones políticas y económicas. De manterse la actual tendencia, Netanyahu y sus aliados lograrían 60 escaños, uno menos que la mayoría absoluta. El bloque de derecha liderado por Netanyahu está formado por su partido, el Likud, y otras formaciones ortodoxas y de extrema derecha.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, vota junto a su esposa en Jerusalén. Foto: AFP

El principal rival de Netanyahu es Benny Gantz, un exgeneral que lidera la alianza centrista Azul y Blanco. Para formar una mayoría, Gantz debería formar una coalición con la alianza de centroizquierda Labor-Gesher-Meretz.

Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco, llena la papeleta antes de votar en las elecciones legislativas. Foto: Europa Press

En cualquier otro ciclo electoral, la propuesta del Presidente estadounidense Donald Trump para solucionar el conflicto palestino-israelí que fue revelada en enero podría haber definido el futuro de la campaña. Mientras que algunos grupos condenaron el plan por no defender los intereses de los ciudadanos palestinos, los israelíes lo criticaron porque no anexaba suficiente territorio palestino.


Comenta