Estados Unidos se prepara para peligrosas inundaciones tras paso de huracán Florence

Autor: Reuters

Los vientos del huracán Florence generaron daños a la carretera de Hackers Island. AP

En Carolina del Norte, Virginia y Carolina del Sur se preparan a contrarreloj por el fenómeno que ya causó la muerte de al menos 40 personas. "Si puede irse, hágalo", dijo a los medios el jefe de bomberos del condado de Horry County.


Las comunidades de Carolina del Sur próximas a la costa atlántica se preparan contrarreloj ante la posibilidad de fuertes inundaciones tras el paso del huracán Florence, que ya ha causado la muerte de al menos 40 personas.

Pueblos y ciudades de todo el estado rellenaban miles de sacos de arena, ultimaban planes de evacuación y organizaban equipos de rescate mientras observaban nerviosos cómo los ríos crecían hasta sobrepasar los niveles de inundación una semana después de las lluvias torrenciales con las que Florence azotó la región.

En Lee’s Landing, una comunidad de Horry County, un condado de 290.000 personas en la costa atlántica, los residentes comenzaron a ser evacuados en bote mientras el río Waccamaw continúa desbordándose y el agua empieza a afectar a los barrios, informó una filial local de la cadena CBS.

“Si puede irse, hágalo”, dijo Joseph Tanner, jefe de bomberos del condado durante una entrevista con WBTW News 13.

El condado ha reunido a varios equipos de rescate para salvar a las personas de las inundaciones y ha rellenado miles de sacos de arena en los últimos días, dijeron autoridades en las redes sociales.

Hasta el momento, Florence ha provocado 31 muertes en Carolina del Norte, ocho en Carolina del Sur y una en Virginia.

Al norte de Georgetown County, el agua seguía llenando los cinco ríos y varios embalses que atraviesan el condado de 60.000 habitantes, mientras los funcionarios se preparaban para repartir miles de sacos de arena el sábado.

Peligrosas inundaciones y evacuaciones podrían comenzar a principios de la próxima semana, dijeron las autoridades.

Treinta indicadores de inundación en Carolina del Norte y Carolina del Sur mostraban inundaciones el sábado, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Una semana después de que Florence tocase tierra como huracán de categoría 1, Carolina del Norte aún siente sus efectos, según el gobernador Roy Cooper. “Las inundaciones no bajarán hasta la próxima semana”, dijo en un mensaje en Twitter.

Más de 33.000 hogares y negocios estaban sin electricidad en las Carolinas el sábado por la mañana.

Seguir leyendo