Expresidente peruano Alejandro Toledo seguirá detenido en EE.UU. mientras se resuelve pedido de extradición

Alejandro Toledo

Foto: AFP

El exmandatario (2001-2006) fue retenido el pasado martes 16 de julio y trasladado hasta la prisión federal de Phillip Burton en California, donde deberá permanecer hasta que la justicia de ese país se pronuncie ante la petición del gobierno de Martín Vizcarra.




El expresidente de Perú, Alejandro Toledo (2001-2006), deberá permanecer detenido durante el tiempo en que la justicia de EE.UU. resuelve el pedido de extradición solicitado por las autoridades peruanas en el marco del caso Odebrecht. 

Así lo determinó este viernes el juez Thomas S. Hixson, de la Corte del Distrito Norte de California, tras considerar que hay riesgo de fuga de parte del exmandatario.

Durante la audiencia el fiscal Elise LaPunzina, indicó que el exmandatario portaba un maletín con 40 mil dólares -de origen desconocido- al momento en que fue capturado por la policía estadounidense.

Toledo -que se encontraba en calidad de prófugo- fue detenido el pasado martes 16 de julio y trasladado hasta la prisión federal de Phillip Burton.

El exjefe de Estado es acusado de recibir 20 millones de dólares de parte de la constructora brasileña para obtener licitaciones de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur durante su mandato. Debido a ello, el Ministerio Público solicitó que se iniciara un proceso en su contra que terminó con en febrero de 2017 con una orden de prisión preventiva por 18 meses emitida por el juez Richard Carvacho. 

https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/los-escandalos-que-persiguen-a-toledo-en-peru/576762/

Sin embargo, el exmandatario no se encontraba en territorio peruano, ya que, un mes antes viajó a Estados Unidos, país donde reside actualmente.

En marzo de este año el gobierno de Martín Vizcarra anunció que emitió una orden de captura internacional y que contrató al equipo de abogados que logró la formalización del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli. 

La defensa de Toledo argumenta que su cliente es víctima de una "persecución política" y reclama su inocencia.

Comenta