Gobierno de Milei se empapa de la estrategia Bukele: Bullrich viaja a El Salvador y apuesta a replicar el modelo

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de Argentina, en el CECOT, El Salvador. Foto: Prensa del Ministerio de Seguridad de Argentina

La ministra de Seguridad de Argentina visitó la megacárcel conocida como el CECOT y se reunió con distintos altos mandos relacionados con la seguridad salvadoreña. Con la mente en Rosario, epicentro del narcotráfico en el país vecino, Patricia Bullrich está interesada, según afirmó su equipo, en la estructura que permitió el descenso en las cifras de muertes en El Salvador.


En una búsqueda por conocer “toda la estructura que permitió bajar drásticamente el delito en El Salvador, que hasta hace no mucho tiempo fue un país dominado por la violencia de las maras”, Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad de Argentina, inició un viaje oficial por el país centroamericano para interiorizarse en el modelo Bukele.

Así lo detalló la propia cartera mediante un comunicado de prensa en el que dio a conocer que la presidenta del PRO visitó el Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT), la cárcel más grande del continente y la punta de lanza del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en su llamada guerra contra las pandillas.

Fotografías difundidas por el ministerio de Bullrich la mostraron a metros de las salas de confinamiento en las que viven hasta 80 reclusos, todos con el pelo cortado a ras y vestidos con ropa blanca. Este emblema de la administración salvadoreña, cuenta con capacidad para mantener a más de 40.000 reclusos bajo un estricto régimen de control y con derechos mínimos -por ejemplo, no hay visitas y las audiencias son telemáticas-, donde hay presos condenados hasta a 1.000 años de prisión.

Presos en el CECOT, El Salvador. Foto: Prensa del Ministerio de Seguridad de Argentina

En el lugar, afirmó Infobae, la jefa de cartera observó las medidas de seguridad implantadas en el centro de reclusión, y se destacó la importancia de tener estos lugares para la lucha contra el crimen organizado. Vale añadir que la creación de la cárcel se da en medio de un régimen de excepción ampliado en 26 ocasiones. Si bien el gobierno salvadoreño asegura haber logrado más de 80.000 detenciones, organizaciones de derechos humanos han denunciado en múltiples ocasiones atropellos, con cerca de 6.000 casos documentados, además de detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones de corta duración y la denuncia de muertes de más de 300 detenidos.

Durante la visita oficial, la que durará cinco días, incluso se reunirá con Bukele -este martes, dijeron fuentes cercanas al diario Clarín-, además de funcionarios de Seguridad, Defensa y Asuntos Penitenciarios de la nación centroamericana.

El recientemente reelecto mandatario hizo de la batalla contra las bandas su bandera de lucha política, lo que le permitió índices de popularidad superiores al 80% en encuestas, luego refrendados en su reelección presidencial, donde venció con cerca del 85% de los votos.

La visita de la ministra Bullrich no nació de la nada. Viene precedida de una relación bilateral entre el mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, y el argentino, Javier Milei, destacó el ministro de Justicia y Seguridad Pública anfitrión, Gustavo Villatoro. “Como fruto de la reunión bilateral entre Nayib Bukele y Javier Milei, le damos la bienvenida a la ministra Patricia Bullrich al país más seguro de América Latina”, destacó a su arribo.

El presidente de Argentina, Javier Milei, y su par de El Salvador, Nayib Bukele. Foto: Archivo

“Es un verdadero placer recibirla. Estoy seguro de que esta visita desde Argentina será enriquecedora. Usted y su equipo van a poder conocer de primera mano el Modelo Bukele”, continuó el ministro, lo que tuvo eco inmediato en su par argentina.

“Juntos contra los criminales que asesinan masivamente y se creían dueños de nuestros países y sociedades”, replicó Bullrich, según consignó Infobae.

La relación entre ambos mandatarios, sostenida por meses, añadió La Nación, ha sido clave. La primera instancia fue cuando Milei y Bukele se reunieron en febrero, durante la realización del foro de la Comisión de Seguridad Hemisférica de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se realizó en Washington, Estados Unidos. Tras ello, indicó el mismo medio, las buenas migas se han mantenido, al igual que el fluido contacto.

En dicha instancia, también tuvieron un encuentro informal Bullrich y Bukele, y tras ello, la excandidata del PRO aseguró que una de las metas del actual gobierno es, de algún modo, construir cárceles en el interior de Buenos Aires que repliquen el modelo de El Salvador, especialmente tras la escalada de violencia en Rosario.

De hecho, el propio diario Clarín señaló que la cartera de la excandidata presidencial viene tomando decisiones en consonancia con el gobierno de Bukele en materia de seguridad, hace un tiempo. Especialmente, en materia penitenciaria.

Ejemplo de esto fue la adopción de un nuevo protocolo de gestión de presos de alto riesgo en cárceles federales. “En nuestras cárceles, hay personas que ocupan los eslabones jerárquicos superiores de organizaciones narcos y criminales, cuyas directrices luego cumplen otras personas desde el exterior, en la calle”, dijo Bullrich en aquella ocasión. Y, tras la visita, se podría ampliar hacia más sectores.

En Argentina, el debate sobre si la ministra busca replicar el modelo bukelista en su país, crece. Durante una emisión televisiva de La Nación, Martín R. Yebra, periodista del citado medio, dijo: “Yo no creo sinceramente que Patricia Bullrich pretenda imponer en Argentina el ‘sistema Bukele’, pero lo que está haciendo y el tipo de publicidad que esta visita está logrando, tiene que ver con sintonizar con este clima de época y mostrar, casi que de manera propagandística, la intención de ir hacia un modelo de mayor mano dura”.

Luego, agregó que no imagina “a Argentina yendo al lugar donde llegó Bukele en El Salvador. Pero sí hay una línea de opinión pública con la que el gobierno pretende sintonizar, y esto lo explica un poco”.

La duda del comunicador posiblemente remite en que, antes de que el mandatario salvadoreño aplicara su política de seguridad, el país tenía una tasa de 145 homicidios por cada 100.000 habitantes. De acuerdo con los últimos datos a nivel nacional en Argentina, cuentan con un promedio de 4,2 por cada 100.000 personas.

Manifestantes sostienen una pancarta durante una protesta en demanda de justicia por la muerte de Máximo Jerez, un niño de 11 años que fue asesinado durante una fiesta de cumpleaños en Rosario, el 10 de marzo 2023. Foto: Reuters

Sin embargo, y la propia Bullrich lo dejó claro, en Rosario es otra la historia. La ciudad ganó mala fama de ser la capital del narco en la nación vecina, donde la estadística de asesinatos se cuadriplica a nivel local: durante 2023, hubo 259 homicidios dolosos, detalló el Observatorio de Seguridad Pública (OSP) de Santa Fe. Esto es, en la conversión por habitantes, 22 asesinatos por cada 100.000 personas.

En el comunicado de prensa enviado por la cartera, se hace alusión directa a la situación de la ciudad como objetivo del viaje. “Con foco en la seguridad pública, principalmente en la ciudad de Rosario (Santa Fe)”, justifica el documento, “la ministra Bullrich está interesada” en el ejemplo salvadoreño.

“Queremos seguir el modelo que ustedes están llevando adelante. Haber bajado la criminalidad como la bajaron y todavía soportar las críticas cuando han salvado millones y millones de vidas, la verdad que es increíble. Queremos realmente trabajar y ver lo que han hecho. Nosotros le ponemos mucho esfuerzo y necesitamos llegar a ese lugar también. Y vamos a llegar. Estamos haciendo un cambio importante en la Argentina”, dijo Bullrich en ocasiones previas, según rememoró La Nación.

La respuesta que Bukele dio, todo según el mismo medio, fue: “Estamos a la orden para lo que necesiten”. Sin embargo, el mandatario hizo una considerable distinción. “Como el problema es más pequeño, el medicamento podría ser más pequeño”, planteó. “Creo que todos los países tienen diferencias y está claro que El Salvador no es Reino Unido, lo mismo se pudiera decir que El Salvador tampoco es la Argentina. Hay diferencias, incluso el problema de seguridad de la Argentina, que existe, no es tal vez tan apremiante como lo era en El Salvador y, por ende, las medidas que pueden ser compartidas de nuestra parte, de repente no necesitan ser tan drásticas”.

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, participa en un recorrido por el CECOT. Foto: Reuters

La intención de replicar y profundizar el modelo bukelista volvió a quedar patente en un mensaje de la ministra en la red social X, antes conocida como Twitter. Allí, Bullrich planteó que El Salvador pasó “de un país tomado por la violencia, el narcotráfico y por las maras que asesinaron 150 mil salvadoreños, a uno de los países más seguros del mundo, donde las familias recuperaron su vida y viven en paz”.

Lo interesante a futuro es lo que viene después: “Este es el camino. Duros contra los criminales. Libertad para los argentinos de bien”. El texto fue acompañado con un video musicalizado con música de estilo épico, similar a lo que el propio Bukele hace en sus puestas en escenas relativas a la seguridad.

Según La Nación, la intención es directamente “adecuar algunas de las estrategias y acciones que se llevaron a cabo allí con el objetivo de replicarlo en la Argentina y reducir los índices de delincuencia criminal”.

Además del CECOT, la ministra visitó la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), organismo que se encarga de la formación y capacitación de los miembros de la Policía Nacional Civil y otros cuerpos de seguridad pública de El Salvador.

En dicha instancia, aseguró el Ministerio en un comunicado, “Bullrich observó las distintas actividades de formación, conoció los programas educativos y mantuvo conversaciones sobre las prácticas implementadas en la profesionalización de las fuerzas policiales”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.