Guaidó busca consolidar su liderazgo y alista movilización opositora hoy en Caracas

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, muestra una copia de la Constitución de Venezuela, el lunes en un acto en Caracas.

El titular de la Asamblea Nacional ha emergido como un nuevo líder, reconocido por la comunidad internacional. El chavismo también convocó a una serie de marchas en varios puntos de la capital en “defensa” de Nicolás Maduro.


Hasta fines de 2018, Juan Guaidó era un completo desconocido fuera de Venezuela e incluso en su propio país figuraba como un diputado más de la Asamblea Nacional, en manos de la oposición.

Por estos días, el panorama es completamente distinto para este joven ingeniero y político de 35 años, tras asumir como presidente de la AN a comienzos de enero. No sólo varios países han comenzado a reconocer su liderazgo, sino que Guaidó tendrá hoy una prueba de fuego con la marcha que él mismo convocó para hoy.

Si semanas atrás la oposición llamó a desconocer al gobierno de Nicolás Maduro, que el 10 de enero juró para un segundo mandato hasta 2025, su nueva estrategia tendrá un capítulo clave con una serie de movilizaciones, que además chocarán con marchas convocadas por el chavismo en distintos puntos del país.

La movilización nacional opositora ya tuvo sus primeras manifestaciones con cacerolazos y protestas que estallaron de manera espontánea el lunes y que se mantuvieron durante la jornada de ayer, luego de una fallida “rebelión” de miembros de la Guardia Nacional.

Con Juan Guaidó a la cabeza, el Legislativo declarado en “desacato” por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) desde marzo de 2017, impulsa la denominada “ruta hacia la transición”.

Amparándose en los artículos 333, 350 y 233 de la Constitución venezolana, que permiten al titular de la AN asumir la Presidencia, respaldada hasta ahora por varios actores internacionales, el diputado de Voluntad Popular (VP) -la misma facción de Leopoldo López-, ha emergido como una nueva figura pública dispuesta a desafiar al chavismo.

“Guaidó se ha ido jugando la consolidación de su liderazgo en los últimos días”, comentó a La Tercera el economista y analista venezolano, Miguel Velarde. Además, según este experto, la convocatoria de hoy “representa una oportunidad de oro para consolidar ese liderazgo, y de no hacerlo, cada día que pase va a ser más difícil”, arriesgado incluso que el ánimo y la energía que ha crecido los últimos días entre los venezolanos, “disminuya nuevamente”, agregó.

Los frentes del chavismo

Al mismo tiempo, desde el Palacio de Miraflores, llamaron a la militancia del oficialismo a respaldar a Maduro a través de tres grandes marchas entre el este y oeste de la capital.

Y es que el 23 de enero, representa una fecha emblemática para la política venezolana, que hoy recuerda los 61 años del golpe que llevó a la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Así, mientras desde el chavismo insisten en la legitimidad y permanencia de su líder en el poder, la alta cúpula del gobierno ha procurado lanzar dardos contra todos los que a su juicio busquen romper con el “orden interno”.

La misma vicepresidenta, Delcy Rodríguez, apuntó sobre las declaraciones de su homólogo de Estados Unidos, Mike Pence, quien a través de un video respaldó a quienes hoy protestarán contra Maduro. “Nicolás Maduro es un dictador sin derecho legítimo de poder. Nunca ganó la Presidencia”, señaló Pence, quien agregó que la oposición venezolana cuenta con el apoyo de la Casa Blanca.

De acuerdo a Rodríguez, los dichos del Vicepresidente de Donald Trump son un llamado “abierto” a un golpe de Estado en Venezuela.

Sin embargo, lo anterior representa solo uno de los frentes que ha debido encarar el chavismo. Y es que ante varios llamados por parte de Guaidó a las Fuerzas Armadas y a distintos grupos que han manifestado su rechazo al régimen, Maduro ha intentado poner paños fríos al desestimar cualquier fractura al interior de sus filas.

“Nuestra Fuerza Armada ha dado incontables muestras de disciplina, cohesión y preparación para enfrentar cualquier amenaza de los enemigos de la patria”, escribió el mandatario venezolano a través de Twitter.

Con todo, en Caracas y otras ciudades reina un ambiente enrarecido, mientras los ojos de la comunidad internacional se fijan sobre Venezuela ante eventuales actos de represión que puedan darse hoy durante las protestas.

A su vez, el Consejo Permanente de la OEA convocó para mañana una sesión extraordinaria donde buscan analizar los últimos acontecimientos en el marco de la crisis venezolana.

“Guaidó y la oposición tienen una prueba de fuego”, indicó a La Tercera el periodista venezolano Pedro Leal. “Es el descontento con Maduro y tanta hambre que hay en la calle la que saca a la gente de sus casas. Los cabildos realizados por la oposición han levantado el ánimo a mucha gente sobre todo en los sectores más populares y municipios más pobres del país”, concluyó.

Seguir leyendo