La primera semana del gobierno populista en Italia

Imagen 2018-06-07T091118Z_1558772485_RC1CF3 (42064435)

El vicepresidente, Matteo Salvini posa para una foto con seguidores, en Italia.

Los líderes de la Liga y el M5S podrían terminar desplazando la imagen del primer ministro.




Hace una semana el gobierno populista se instaló en Italia. Y lo hizo con la intención de quedarse. Pese a las señales de tranquilidad en cuanto a la permanencia del país en la UE, el arribo del hasta hace poco desconocido y ahora primer ministro, Giuseppe Conte, acompañado por la Liga de Luigi Di Maio y del Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Matteo Salvini, genera temores por su euroesceptismo y el rechazo a la inmigración.

"Si el populismo es escuchar las necesidades de la gente" y "antisistema es introducir un nuevo sistema que remueva viejos privilegios" nos merecemos "estas calificaciones", señaló Conte orgulloso, el miércoles en su primera intervención ante el Senado.

Para el analista italiano, Wolfango Piccoli, "está claro que el primer ministro pasará a un segundo plano ante los líderes del M5S y la Liga", según explicó a La Tercera.

Los primeros siete días del gobierno estuvieron cargados de dudas ante los ojos de Europa y de los inversores extranjeros, en especial después de que Italia estuvo sin gobierno por casi tres meses.

Por lo que la primera tarea de Conte ha sido suavizar y aclarar la relación de Italia con Europa, a la que llamó su "casa" tras asegurar que "nunca estaría en discusión" la salida del euro, a pesar de los tintes de euroesceptismo del gobierno que representa a la cuarta mayor economía de Europa.

Mientras Europa planea un nuevo sistema para recibir inmigrantes, Salvini en su primer día como vicepresidente anunció un "bonito recorte" en los casi US$ 5.800 millones que Italia destina a los migrantes. Esto fue acompañado de una serie de dichos de corte racista durante la semana, lo que generó una crisis diplomática entre Italia y Túnez, después que Salvini señaló que ese país "no exporta caballeros, parece que a menudo exportan convictos", por lo que el gobierno tunecino pidió explicaciones al embajador.

Vínculos con Putin

Salvini también pidió a los italianos preferir productos nacionales y fue acusado de recibir dineros de Rusia. Las dudas coinciden con la supuesta cercanía del líder del M5S con el Kremlin y su admiración por Vladimir Putin. Salvini ha sido fotografiado con camisetas con el rostro del Presidente ruso y ha viajado en varias ocasiones a Rusia. Ante las acusaciones de supuesto financiamiento ruso, Salvini dijo que "nunca recibí una lira, un euro o un rublo de Rusia".

A juicio de los analistas, otra de las grandes dudas es cómo el gobierno populista cumplirá sus promesas. Una de las más importantes tiene que ver con la reducción de la deuda pública sin austeridad, como dijo Conte y poner en marcha la renta universal de US$ 980 para cesantes y pensionistas.

"El gobierno ya está diluyendo algunas promesas y las medidas más costosas se implementarán recién en 2019 y 2020", explicó Piccoli.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.