OMS asegura que Europa supera el millón de muertes en un “punto crítico” de la pandemia

Foto: Europa Press

Los 52 países y territorios de la región (que va, al este, hasta Azerbaiyán y Rusia) totalizan al menos 1.000.531 muertes (en más de 46,5 millones de casos), por delante de América Latina y el Caribe (832.755 muertes, 26,2 millones de contagios), y del área comprendida por Estados Unidos y Canadá (585.760 muertes, 32,3 millones de infecciones). Tras más de un año de su inicio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la pandemia está en un “punto crítico [...], creciendo de forma exponencial”, pero que se podría controlar “en unos meses” si se tomaran las medidas adecuadas.




La pandemia de Covid-19 entró en una fase “crítica”, advirtió la OMS este lunes, día en que Europa registró más de un millón de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria.

Los 52 países y territorios de la región (que va, al este, hasta Azerbaiyán y Rusia) totalizan al menos 1.000.531 muertes (en más de 46,5 millones de casos), por delante de América Latina y el Caribe (832.755 muertes, 26,2 millones de contagios), y del área comprendida por Estados Unidos y Canadá (585.760 muertes, 32,3 millones de infecciones).

Sin embargo, las tendencias son muy diferentes y hasta contrapuestas en estas zonas geográficas. Varias experimentan disparadas en las infecciones, con restricciones en vigor, mientras las autoridades intentan acelerar las campañas de vacunación.

Por ejemplo Asia, que cuenta 285.824 decesos, registra récords en el sur, donde se intensifican las medidas para frenar al virus.

En cambio, en Europa, Reino Unido se encuentra en un momento de esperanza, pese a haber sido en un momento de la pandemia uno de los territorios más afectados y a pasar un invierno confinado: este lunes celebró al alcanzar su objetivo de vacunación a mayores de 50 años, y volvió a habilitar las terrazas de los pubs y las peluquerías.

Más de 2,9 millones de personas han muerto en todo el mundo a causa del Covid-19, según un balance de la AFP basado en fuentes oficiales.

Tras más de un año de su inicio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que la pandemia está en un “punto crítico [...], creciendo de forma exponencial”, pero que se podría controlar “en unos meses” si se tomaran las medidas adecuadas.

India (1.300 millones de habitantes) registró un rápido aumento de infecciones en las últimas semanas, con lo que el número de casos llegó a 13,5 millones, por encima de los 13,48 millones de Brasil. En cantidad absoluta de muertes, sin embargo, aún se encuentra lejos del gigante sudamericano.

“Todo el país ha sido complaciente: hemos permitido congregaciones sociales, religiosas y políticas”, dijo Rajib Dasgupta, profesor de sanidad de la universidad Jawaharlal Nehru. “Ya nadie hacía fila” para el distanciamiento social, aseguró.

En Brasil, que suma 353.000 fallecimientos, la mayoría de las personas ingresadas en cuidados intensivos tienen menos de 40 años, reveló un estudio de la Asociación Brasileña de Cuidados Intensivos (AMIB).

En tanto, Paraguay está en una situación urgente, con los hospitales desbordados, pocos testeos y un alza de casos acelerada que llevó el domingo a un récord de 78 muertos en 24 horas.

Destellos de esperanza

Mientras, Alemania ha cruzado el umbral de los tres millones de contaminaciones.

“Esta tercera ola es quizás la más dura”, dijo el lunes la canciller Angela Merkel, quien recordó que la vacunación es “el arma más importante contra el virus”.

Pero en otros territorios, despuntan destellos de esperanza.

Desde este lunes, los ingleses pueden acudir a las terrazas de los pubs y de los restaurantes, una medida bien acogida por el sector pese a las frías temperaturas.

“Con suerte es el fin del confinamiento, pero quién sabe. ¿Qué representa? Con suerte en buen verano”, dijo Richard Newman, un médico de 32 años mientras esperaba con amigos afuera del pub Half Moon en el este de Londres a las nueve de la mañana.

Reino Unido, confinado por tercera vez en enero (y algunas regiones como Londres desde mediados de diciembre), experimenta una fuerte mejoría sanitaria.

Actualmente tiene menos de 3.000 casos y 50 muertes diarias. Los pacientes hospitalizados no llegan a 3.000, contra los casi 40.000 en el peor momento de enero.

Casi el 60% de la población ha recibido una primera dosis de vacuna y este lunes alcanzó con algo de anticipación su objetivo de ofrecer al menos una primera dosis a los mayores de 50 años y a los más vulnerables o expuestos, anunció el gobierno.

En Grecia, las escuelas secundarias reabrieron este lunes tras más de cinco meses cerradas, aunque tanto estudiantes como profesores deberán someterse a dos test por semana, según la ministra de Educación.

De su lado, Francia, inmersa en la tercera ola, extenderá la vacunación el lunes a todas las personas de 55 años o más, con las vacunas de AstraZeneca o de Johnson & Johnson.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.