Regulador sanitario de Brasil pide a Bolsonaro que se retracte de las críticas sobre vacunas

Las autoridades sanitarias pidieron a Bolsonaro que se retracte de sus declaraciones antivacunas. Foto: Reuters

En una carta al mandatario, el jefe de Anvisa, el contraalmirante en retiro Antonio Barra Torres, le pidió que respalde su afirmación de que había “intereses” no revelados detrás de la decisión de autorizar la inoculación a niños entre 5 y 11 años o, de lo contrario, se retracte de sus palabras.




El jefe del regulador de la salud en Brasil, Anvisa, pidió al presidente Jair Bolsonaro, que se retracte de las declaraciones que hizo criticando al organismo por autorizar la vacunación de niños contra el Covid-19.

En una carta al mandatario, hecha pública a última hora del sábado, el contraalmirante en retiro Antonio Barra Torres le pidió que respalde su afirmación de que había “intereses” no revelados detrás de la decisión de autorizar la vacuna o, de lo contrario, se retracte de sus palabras.

Bolsonaro criticó el jueves a Anvisa por aprobar el uso para niños de entre 5 y 11 años de la vacuna pediátrica fabricada por Pfizer Inc, diciendo que no había oído hablar de la muerte de niños por el coronavirus.

“¿Qué hay detrás de esto? ¿Cuáles son los intereses de los maníacos de las vacunas?”, declaró Bolsonaro en una entrevista radiofónica.

Bolsonaro, un líder de extrema derecha que se ha jactado de no estar vacunado y ha puesto constantemente en duda la eficacia y seguridad de las vacunas contra el coronavirus, dijo que las inyecciones podrían tener efectos secundarios en los niños, pero no ofreció pruebas.

Anvisa y los organismos reguladores de la salud de todo el mundo han determinado que las vacunas contra el Covid-19 son seguras a partir de los 5 años. Según el consejo de secretarios estatales de salud, al menos 300 niños de entre 5 y 11 años han muerto en Brasil a causa de la pandemia.

La oficina del presidente no respondió a una solicitud de comentarios sobre la carta, que se conoció pocos días después de otra divergencia entre Bolsonaro y los militares.

El Ejército de Brasil discrepó la semana pasada con el presidente sobre cómo afrontar el virus. Ordenó a los soldados que se vacunaran, usaran mascarillas y mantuvieran la distancia social, y les advirtió que no difundieran noticias falsas sobre la pandemia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.