Reino Unido presenta proyecto de ley sobre el Brexit para cambiar el estatus comercial de Irlanda del Norte

El primer ministro británico, Boris Johnson, frente a Downing Street en Londres, el 13 de junio de 2022. Foto: Reuters

Funcionario de la UE advierte de acciones legales en respuesta al esfuerzo británico para eliminar la frontera aduanera interna.




El gobierno británico presentó el lunes una legislación que le permitiría romper partes de su acuerdo sobre el Brexit con la Unión Europea, avivando los temores de una guerra comercial y provocando la condena del bloque comercial.

La secretaria de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, dijo que la legislación presentada ante el Parlamento permite al gobierno alterar unilateralmente los términos de un acuerdo de 2019 con sus homólogos europeos que establecieron una frontera aduanera dentro de Reino Unido, entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Maros Sefcovic, el vicepresidente de la Comisión Europea a cargo de implementar el acuerdo del Brexit, dijo inmediatamente después de la publicación del proyecto de ley que Bruselas no renegociaría el acuerdo y probablemente llevaría al gobierno de Reino Unido ante los tribunales de la UE por la decisión.

El primer ministro británico, Boris Johnson, busca apaciguar a los legisladores rebeldes que apoyan el Brexit en sus filas mientras el gobierno lucha con una economía agria. La economía de Reino Unido se contrajo por segundo mes consecutivo en abril debido a que el aumento de la inflación debilitó el gasto de los consumidores, según datos publicados el lunes por la agencia de estadísticas del país.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ayuda a seleccionar brócolis para empacar durante una visita a Southern England Farms Ltd en Hayle, el 13 de junio de 2022. Foto: Reuters

En el centro del desacuerdo con la UE se encuentra uno de los problemas más espinosos del Brexit. Después de que Reino Unido abandonó el bloque regulatorio y aduanero de la UE, terminó el comercio fluido entre las dos entidades. Eso presentó un problema en la isla de Irlanda, donde la imposición repentina de controles fronterizos entre la República de Irlanda, que está en la UE, e Irlanda del Norte corría el riesgo de inflamar las tensiones sectarias. En 2021 entró en vigor un compromiso: los controles fronterizos de los productos que se dirigen a la UE se realizarían entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

El gobierno de Reino Unido está irritado por tener una frontera aduanera dentro de su propio país. Argumenta que el acuerdo está causando parálisis política en Irlanda del Norte y, por lo tanto, socava el Acuerdo del Viernes Santo de 1998 que trajo la paz a la provincia.

El proyecto de ley presentado el lunes, que probablemente demore muchos meses en ser aprobado por el Parlamento británico, es una póliza de seguro que el gobierno de Reino Unido espera poder usar como palanca para presionar a la UE a cambiar el acuerdo.

Manifestantes protestan frente al castillo de Hillsborough, antes de la visita del primer ministro británico, Boris Johnson, en Hillsborough, Irlanda del Norte, el 16 de mayo de 2022. Foto: AP

Johnson quiere que la UE renuncie a los controles de los bienes destinados a los consumidores de Irlanda del Norte. Los bienes que están destinados a los países de la UE aún serían controlados. A la UE le preocupa que los bienes que no cumplan con las regulaciones de la UE puedan viajar sin control a través de Irlanda del Norte hacia el bloque comercial.

El gobierno británico también quiere destituir al máximo tribunal de la UE como árbitro final sobre el llamado Protocolo de Irlanda del Norte. La UE ha dicho durante mucho tiempo que no haría esto.

Sefcovic dijo que no se ha encontrado ninguna alternativa viable al Protocolo de Irlanda del Norte después de años de discusiones entre Gran Bretaña y la UE.

“Renegociar el Protocolo no es realista”, dijo. “Cualquier renegociación simplemente generaría más inseguridad jurídica para las personas y las empresas en Irlanda del Norte”.

Sefcovic dijo que, como primer paso, la UE reactivaría los casos legales que inició contra la UE en la primavera de 2021, cuando Gran Bretaña decidió posponer algunos de los controles que se suponía que debía realizar en el Mar de Irlanda. Esos casos fueron congelados para permitir negociaciones.

Dijo que la UE también consideraría iniciar nuevos desafíos legales contra Gran Bretaña para proteger a los ciudadanos y empresas de la UE de la violación de los acuerdos del Brexit.

La UE podría eventualmente tomar represalias contra Reino Unido al revocar partes del acuerdo del Brexit, incluidos los acuerdos de arancel cero para los bienes de cada parte, o tomar medidas para suspender ese acuerdo en su totalidad. Si bien ninguna acción es probable en el corto plazo, Sefcovic envió una señal de advertencia sobre el futuro del acuerdo del Brexit, diciendo que la decisión de Gran Bretaña socava la confianza necesaria para que el acuerdo funcione correctamente.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y la secretaria de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, se dan la mano afuera del número 1 de Carlton Gardens, en Londres, el 11 de febrero de 2022. Foto: AP

La pregunta clave para la UE es hasta dónde llegará en las negociaciones con Reino Unido en los próximos meses mientras la legislación se encuentra en el Parlamento británico.

Sefcovic dijo que la UE presentará pronto propuestas que establezcan posibles compromisos para abordar las preocupaciones del gobierno británico que serían posibles dentro del actual Protocolo de Irlanda del Norte.

La “UE sigue interesada en encontrar una solución negociada... a través de la asociación y el compromiso, pero necesitamos un socio que esté dispuesto a encontrarnos a mitad de camino”, dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, en Twitter.

Johnson dijo que el inicio de una guerra comercial de la UE por la ley propuesta sería una “reacción exagerada grosera”.

El tema ha tomado mayor urgencia en los últimos tiempos. A principios de este año, por primera vez en la historia de Irlanda del Norte, Sinn Féin, un partido que aboga por la reunificación de Irlanda, se convirtió en el partido más grande en la asamblea de Belfast. El Partido Unionista Democrático, que apoya los vínculos estrechos con Reino Unido, se niega a participar en la asamblea para compartir el poder con el Sinn Féin hasta que se revoque el Protocolo de Irlanda del Norte. El DUP argumenta que la frontera en el Mar de Irlanda está separando a la provincia del resto de Reino Unido.

Camiones hacen fila para embarcarse en un ferry en la entrada del puerto de Dover, sureste de Inglaterra, el 16 de febrero de 2022.

Después de hablar con Truss, Coveney calificó la legislación como un punto bajo en el enfoque de Reino Unido sobre el Brexit y dijo que corría el riesgo de romper los compromisos británicos bajo el derecho internacional. El gobierno de Reino Unido niega que esté violando el derecho internacional. Señala una cláusula en el derecho internacional que permite a los Estados salvaguardar un interés esencial de un “peligro grave e inminente”.

Para complicar aún más las cosas, el protocolo es muy popular en Irlanda del Norte. Cuenta con el apoyo de la mayoría de los representantes elegidos para la legislatura de Irlanda del Norte en una votación de mayo. Sinn Féin dijo que las acciones de Johnson socavarían el acuerdo de paz del Viernes Santo, con un “impacto político y económico colosal”.

Los diferentes partidos en la asamblea escribieron una carta conjunta a Johnson el lunes criticando la legislación propuesta como imprudente y dijeron que el acuerdo del Brexit había reforzado la economía de Irlanda del Norte al darle acceso preferencial a los mercados de Reino Unido y la UE.

Reino Unido ha pasado un año y medio tratando de deshacer partes del acuerdo. El gobierno de Reino Unido espera que la ley sea aprobada en la Cámara de los Comunes este verano. Sin embargo, es probable que la ley sea impugnada en la Cámara de los Lores, la cámara alta de Reino Unido, donde los miembros están preocupados de que Gran Bretaña rompa partes de un tratado internacional.

Reino Unido también enfrenta presiones de la administración de Joe Biden para evitar un enfrentamiento con la UE por Irlanda del Norte. El secretario de Estado, Antony Blinken, instó a Truss a encontrar una solución negociada a la disputa, según un comunicado sobre una llamada a principios de este mes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.