Rusia advierte a Ucrania de que las condiciones de paz serán más “duras” si no acepta el plan de Putin

Foto: militares del ejército ruso conducen un tanque en una calle de Donetsk.

La pasada semana, Putin dijo que ordenaría un alto el fuego de manera inmediata si Ucrania renunciaba a entrar en la OTAN y si sus tropas abandonaban las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón.


Las autoridades rusas han advertido de que los requisitos para una futura paz serán más “difíciles y duros” si Ucrania no acepta la propuesta del presidente Vladimir Putin, quien condicionó un alto el fuego a la retirada de las tropas ucranianas en los frentes este y sur y a la renuncia de Kiev a entrar en la OTAN.

“Las próximas condiciones bajo las cuales se podrá lograr la paz y firmar algún tipo de acuerdo serán más difíciles y duras para Ucrania”, ha adelantado el jefe de los servicios de espionaje rusos, Sergei Narishkin, en una entrevista para TASS.

La pasada semana, Putin dijo que ordenaría un alto el fuego de manera inmediata si Ucrania renunciaba a entrar en la OTAN y si sus tropas abandonaban las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, con vistas a ser anexionadas en base a unos controvertidos referéndum, no reconocidos por la comunidad internacional.

La propuesta también pasaba por la retirada de todas las sanciones impuestas a Rusia desde el inicio de la invasión y la posición de Ucrania como país neutral, no alineado, desmilitarizado y libre de armas nucleares.

El plan, descartado y desdeñado por las autoridades ucranianas, fue presentado en vísperas de la conferencia de paz que se celebró este fin de semana en Suiza, con la presencia de casi un centenar de países entre los que no estaba Rusia y en la que varios de los participantes se abstuvieron de firmar la declaración final.

Con respecto a ese evento, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha destacado, a su juicio, su nula utilidad. “Si hablamos de la eficacia de ese encuentro, es cero”, ha dicho este lunes en una rueda de prensa en la que también ha criticado las “inadmisibles” advertencias nucleares de la OTAN.

Peskov ha apuntado que el presidente ruso nunca toca cuestiones nucleares “por iniciativa propia” y que las recientes declaraciones del jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, sobre la predisposición de la Alianza a desplegar su arsenal nuclear no es más que otro aumento innecesario de escalar las tensiones.

“Lo que dijo el señor Stoltenberg claramente no encaja en el contexto de la misma declaración que se adoptó el día anterior y que no fue firmada por todos”, ha dicho en referencia a la cumbre de paz de Suiza. “Esa retórica es inadmisible. No es más que otra escalada de tensión”, ha dicho el portavoz.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.