Sobrevivientes del tsunami de Indonesia son víctimas de hambre y enfermedades

Autor: C. Göpel

Afectados por el tsunami, refugiados descansan en un centro improvisado de evacuación.

En medio del derrumbe, las autoridades intentan trabajar en un acabado monitoreo del impacto en la zona y las distintas construcciones, para luego dar paso a una nueva etapa de reconstrucción en la costa.


Mientras las lluvias torrenciales dificultan los esfuerzos de los equipos de rescate, que continúan en la búsqueda de personas, a cuatro días del tsunami que golpeó las costas de Indonesia y cuyo saldo en cifras da cuenta de al menos 429 muertos y 1.500 heridos, miles de sobrevivientes pasaron a ser víctimas de hambre y diferentes enfermedades.

Trabajadores humanitarios de la zona advirtieron que los menores están con fiebre, dolores de cabeza, y que no han tenido suficiente acceso a suministro de agua potable.

Pero no solo eso. La falta de comida y medicamentos también ha causado preocupaciones en los distintos refugios improvisados a los que han acudido los más perjudicados a pedir ayuda. Con todo, aumentan los riesgos de una crisis sanitaria en la región devastada por la catástrofe natural.

De acuerdo con el último balance de la Agencia Nacional de Gestión de Catástrofes, el tsunami -provocado por el volcán Anak Krakatoa- que azotó el territorio del estrecho de la Sonda, que separa las islas Sumatra y Java, también dejó 154 desaparecidos y más de 5 mil evacuados.

Así, el miedo se ha transformado en un sentimiento permanente entre los lugareños, al tiempo que los expertos insisten en que el riesgo de nuevas olas mortales no ha disminuido.

Finalmente, y en medio del derrumbe, las autoridades intentan trabajar en un acabado monitoreo del impacto en la zona y las distintas construcciones, para luego dar paso a una nueva etapa de reconstrucción en la costa.

#Tags


Seguir leyendo