Absueltos por el Caso Bombas I y condenados en España: El perfil de los detenidos por el envío de una bomba al ex ministro Hinzpeter

Francisco Solar y Mónica Caballero fueron aprehendidos en sus respectivos domicilios por su participación en el envío de un artefacto explosivo contra el ex ministro del Interior, además del aparatado que estalló en la 54° Comisaría de Huechuraba, hechos ocurridos hace un año.




En horas de esta madrugada se desarrollaron una serie de operativos liderados por la Fiscalía Regional Metropolitana Sur para dar con la detención de dos presuntos involucrados en el envío de un artefacto explosivo contra el exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Se trata de Mónica Caballero (32) y de Francisco Solar (42), quienes fueron detenidos por equipos del OS-9 de Carabineros y que poseen antecedentes relacionados con la colocación de bombas.

La pareja había sido ya condenada por la instalación de un aparato explosivo en la Basílica Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza, hecho ocurrido en 2013. En marzo 2017, luego que terminaran de cumplir esa condena en España, retornaron a Chile y continuaron siendo monitoreados por entidades de inteligencia debido a sus antecedentes.

Pero en nuestro país también tienen un pasado relacionado con atentados. En 2012 fueron absueltos por su participación en el denominado Caso Bombas I, luego que los tribunales estimaran que la Fiscalía no había logrado acreditar su participación en los hechos, a pesar de ser unos de los principales sospechosos del caso.

De extenista a anarquista

Francisco Soler, o “Fran”, es el mayor de los cuatro hijos de Constanza Domínguez y de Francisco Javier Solar y fue criado bajo principios de la Schoenstatt. Creció en la región del Biobío y desde niño estuvo vinculado al deporte, como hincha de la UC y a los 15 años fue campeón nacional de Tenis, momento en que entrenaba con tenistas como Fernando González o Nicolás Massú.

Sus cercanos apuntan a que fue en cuarto medio cuando Fran dio un giro mientras estudiaba en el Colegio Manquehue: se tiñó el pelo de rojo, se hizo “punk” y comenzó a profesar un discurso “antisistema”. Luego de salir de la educación secundaria, se matriculó en antropología en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y se independizó, porque no quería vivir de la “comodidad” de sus padres.

Los imputados del Caso Bombas

Corría junio de 2012 cuando se produjo una importante audiencia en Santiago. El Tercer Tribunal Oral en lo Penal, liderado por la jueza Marcela Sandoval, absolvió de los cargos por delitos de terrorismo a seis imputados por el denominado Caso Bombas. Entre ellos se encontraban Gustavo Fuentes, Felipe Guerra, Omar Hermosilla y Carlos Riveros. Los otros dos acusados en esta causa eran los mencionados Solar y Caballero.

Solar fue formalizado en agosto de 2010 por la colocación de tres artefactos explosivos: uno el 18 de enero de 2006, otro el 21 de diciembre de 2006, y otro el 16 de octubre de 2007.

Por su parte, a Caballero se le habían formulado cargos por la colocación de una bomba en la Iglesia Los Sacramentinos, ocurrido el 21 de noviembre de 2009.

Finalmente, esa audiencia de 2012 los liberó de las acusaciones en su contra, lo que representó un duro golpe para el Ministerio Público. No obstante, no sería la última vez que los imputados enfrentarían a la justicia.

Condena en España

El 2 de octubre de 2013 la detonación de un aparato explosivo impactó a la Basílica del Pilar de Zaragoza, en España.

Luego de un largo proceso investigativo, la justicia española condenó como culpables de los delitos de lesiones y daños terroristas a Solar y Caballero. Ambos permanecieron cuatro años privados de libertad en España, antes que fueran expulsados del país a modo de sustitución de la condena que les restaba.

Solar fue notificado de dicha determinación en febrero de 2017, luego de una larga pelea judicial para su expulsión del territorio hispano, debido a que habían sido condenados a una pena de más de un año de presidio, la que podía ser reemplazada por la deportación.

Dos meses después, en marzo de 2017, ambos arribaron a suelo chileno y fueron recibidos en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez por sus familiares. En ese momento, no tenían ningún enfrentamiento con la justicia pendiente, debido a la absolución que se dictó por el Caso Bombas.

Formalización de hoy

Antecedentes policiales apuntan a que Solar fue detenido en las últimas horas en su domicilio en Quinta Normal, mientras que Caballero fue aprehendida en Santiago.

La indagatoria apunta a que el hombre concurrió a una sucursal de Correos de Chile el 24 de julio de 2019, misma sucursal desde dónde se enviaron dos bombas, de las cuales una estalló al día siguiente en la 54° Comisaría de Huechuraba y la otra fue desactivada por funcionarios del GOPE antes de que explotara en la oficina de Hinzpeter.

Desde el Ministerio Público se informó que ambos pasarán a audiencia de control de detención y serán formalizados esta tarde.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.