Accidente de avioneta centra debate en ubicación de aeródromo

Aeronave capotó a 300 metros de la pista y dejó a cuatro personas heridas, dos de ellos, hasta esta noche se mantenían en riesgo vital.


Cerca de las 15.50 de este sábado, una avioneta modelo Piper PA-28R-180 despegó desde el aeródromo Tobalaba con dirección a Victoria-Chacabuco, en la comuna de Colina. Sin embargo, y por causas que se investigan, el piloto perdió altura y capotó a 300 metros de la pista, cayendo en un sitio eriazo ubicado en la intersección de las calles Mariano Sánchez Fontencilla y José Arrieta, en Peñalolén, a 100 metros de un parque.

Producto del accidente, los cuatro ocupantes de la avioneta resultaron lesionados, por lo que fueron trasladados a centros asistenciales en helicópteros de la Fuerza Aérea (Fach) y de Carabineros.

Según la policía uniformada, el piloto, identificado con las iniciales G.A.V. (23), fue trasladado a la Clínica Las Condes. Otras dos pasajeras, cuyos nombres están bajo reserva por parte del recinto de salud, fueron derivadas a la Posta Central. Posteriormente ambas fueron llevadas a la Clínica Las Condes.

Según señaló anoche el médico Eric Aramayo, jefe de turno de Urgencias en ese recinto, dos pacientes se encontraban con lesiones graves y se mantenían, hasta esta noche, con riesgo vital. “Son los acompañantes de la persona que iba pilotenado el avión”, explicó el facultativo, quien además dijo que estas personas ingresarían a pabellón durante la noche. El otro lesionado se encontraba con lesiones “de leve a moderadas”. La última ocupante, en tanto, de iniciales P.V.C. (56), quedó internada en el Hospital Militar “bajo diagnóstico médico reservado”, pero fuera de riesgo vital.

El accidente aeronáutico reabrió el debate sobre la ubicación de un aeródromo en un sector urbano. “¿Hasta cuándo tenemos que aguantar que sigan ocurriendo este tipo de accidentes?”, reclamó una vecina. Tanto en el lugar del accidente como en redes sociales las críticas por la ubicación del aeródromo se hicieron sentir. La alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, dijo que el accidente ocurrió en “un lugar muy concurrido. El parque estaba lleno de gente haciendo deporte y niños jugando”.

Según Leitao, la municipalidad ha insistido en que disminuyan los vuelos de instrucción y particulares del aeródromo. “Hace mucho tiempo estamos diciendo que es necesario trasladar la operación de este aeródromo, al menos en su gran mayoría, a otro lugar”, dijo. Añadió que con ese objetivo “estamos solicitando que el proyecto del Aeródromo de Peldehue se acelere. Sabemos que un proyecto de construcción de esas características demora años, pero necesitamos que se agilice por la seguridad de nuestras familias”. Pese a ello el Ministerio de Obras Públicas proyecta que la construcción del Aeródromo de Peldehue finalizará en 2019.

El concejal Alfredo Morgado fue abogado de familiares de víctimas de otro accidente de avioneta ocurrido cerca del mismo aeródromo en 2008, donde murieron 13 personas. Según el profesional, “la peligrosidad que implica un aeródromo en un sector densamente poblado está siempre presente”. Agregó que “cada vez que ocurre un accidente resurgen los cuestionamientos en torno a la mantención de este aeródromo, y las autoridades de turno hacen mención a que se revisarán alternativas, pero después de un tiempo queda todo en el olvido”.

Investigaciones

Para investigar las causas del accidente, el fiscal de la zona Oriente, Jorge García, ordenó una serie de diligencias a personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar). Producto de las primeras pesquisas, el piloto de la aeronave será citado a prestar declaración en calidad de imputado ante el Ministerio Público.

A través de un comunicado, hoy la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) dio a conocer la apertura de una investigación.

 

Seguir leyendo