Alcaldes de Santiago y Estación Central piden mesa para frenar el comercio ambulante

Los comerciantes realizaron ayer protestas en la Alameda, pidiendo que los dejen vender en la vía pública. Foto: Agenciauno

Ante protestas de vendedores ilegales, y con el fin de año encima, ediles solicitan una estrategia general de fiscalización en sectores como Meiggs y San Alfonso.




Debido al incremento de la cantidad de vendedores ambulantes en los barrios comerciales de la capital, en las semanas previas a la Navidad y Año Nuevo, los alcaldes de Santiago, Felipe Alessandri, y Estación Central, Miguel Abdo, solicitaron al gobierno que se conforme una mesa especial de trabajo para abordar de manera integral el fenómeno.

La petición de los jefes comunales se dio luego de las protestas realizadas por cerca de 100 manifestantes en distintos puntos de la Alameda, quienes este miércoles incluso cortaron varias pistas de la avenida. El incidente ocurrió pasadas las 8.00, cuando un grupo, integrado por personas chilenas y extranjeras, mostraron carteles pidiendo “trabajo” y que las municipalidades les entreguen permisos para poder laborar en las calles durante la época de fin de año.

En la manifestación hubo dos detenidos por daños, quienes sacaron vallas de seguridad que habían sido puestas frente a la estación de trenes, en la zona de ingreso al barrio Meiggs, uno de los lugares donde se concentran los comerciantes.

“Lo único que queremos es trabajar e incluso podemos pagar por instalarnos (en la vía pública)”, dijo uno de los manifestantes, quien también remarcó que “no somos delincuentes”.

Luego, la protesta se trasladó al frontis de la Municipalidad de Estación Central, donde entregaron un petitorio al jefe comunal. “Estuvimos meses sin poder vender, ahora necesitamos salir”, dijo otra manifestante.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, planteó que el problema en Meiggs “sobrepasa por creces las facultades que tenemos los municipios. Tiene que ser un trabajo integral del Estado”.

Ante ese escenario, solicitó al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, abordar el problema: “Pedimos un apoyo integral y permanente hasta pasada la Navidad, donde esté el Servicio de Impuestos Internos, Aduanas, la PDI, migración y Salud”.

A juicio del alcalde, estos organismos deberían fiscalizar e identificar el origen de los productos, muchos de ellos falsificados.

400 permisos

El alcalde Alessandri añadió que, en el caso de su comuna, se han entregado 400 permisos temporales a comerciantes ambulantes en sectores como Meiggs y San Alfonso, pero que el número de vendedores ilegales alcanza las 2.700 personas.

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, señaló que se aplicará una estrategia con las comunas: “En el comercio ambulante ilegal hay una base social (...), personas de distintas situaciones que no tienen la posibilidad de tener un trabajo formal. Eso no impide que podamos conversar con ellos”.

Añadió que se debe separar “la actividad delictual de aquellas personas que requieren una oportunidad”.

Mientras, el alcalde de Estación Central, Miguel Abdo, afirmó que convocó a una reunión con los voceros de los manifestantes: “Siempre el diálogo es la mejor solución para todo”.

También anunció que tendrá una reunión de trabajo con el Ministerio del Interior y con el alcalde de Santiago “para determinar cómo enfrentar el fin de año en cuanto al eje Alameda. La situación comercial no está en su mejor momento, pero tenemos que respetarnos unos a otros. Con un buen diálogo vamos a encontrar la solución a este problema”.

Cámara Nacional

Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, dijo que existe preocupación por la masiva presencia de comerciantes ambulantes, por lo que pidieron a la autoridad una estrategia ante el tema.

Explicó que hay dos grupos diferentes de vendedores no autorizados: los que comercializan productos falsificados y los microemprendedores que expenden insumos legales, incluso fabricados por ellos mismos.

Melero expresó que en el caso de estos últimos “la autoridad debe ayudar a los trabajadores para que se instalen y regularicen su situación”.

Sobre ese tema, recordó que también existe una competencia desleal de estos vendedores con los locales autorizados, que pagan impuestos y patentes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.