Gobierno y alcaldesa de Santiago anuncian acciones legales tras incidentes al exterior del Instituto Nacional

"Aquí no hay reivindicaciones, no hay demandas educativas”, afirmó Irací Hassler luego de que sujetos vestidos de overoles blancos -y otros con uniforme escolar y máscaras-, instalaran barricadas y arrojaran artefactos incendiarios. El Presidente Boric dijo que "el gobierno no ampara la violencia”. Durante la jornada de retorno a clases, hubo también hechos de violencia a las afueras del INBA, del Liceo de Aplicación y del Liceo Barros Borgoño.


Acciones legales anunciaron este lunes el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, y la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, tras los desórdenes registrados durante mañana a las afueras del Instituto Nacional General José Miguel Carrera,

En medio del retorno a clases, tras el término de las vacaciones de invierno, a eso de las 8.00 horas de este lunes sujetos vestidos de overoles blancos, y otros con uniforme escolar y máscaras, instalaron barricadas, encendieron fogatas y arrojaron artefactos incendiarios a locales de comercio.

La situación provocó la detención de un menor de edad de 17 años, que fue trasladado a la 48° Comisaría de La Familia, y también cortes de tránsito en la intersección de Alameda Bernardo O’Higgins con Arturo Prat.

Los incidentes fueron calificados como “gravísimos” por Monsalve, quien además aseguró que “son hechos respecto a lo cual el Ministerio del Interior ha tomado la decisión siempre de querellarse. Esperamos, por lo tanto, que no se produzca la impunidad”. La acción penal fue confirmada posteriormente por la Subsecretaría del Interior a La Tercera.

Tras la detención del joven de 17 años, el subsecretario además destacó el trabajo de Carabineros. “Es visible, ustedes han visto las imágenes, se puede verificar cuando lanza una bomba Molotov”, dijo, agregando: que “entiendo (que) es alumno del Instituto Nacional”.

El subsecretario también dijo esperar que “producto de los registros visuales que hay de los hechos se pueda tomar detenido al resto de las personas involucradas”.

Frente a las acciones que están impulsando para prevenir la ocurrencia de nuevos incidentes, la autoridad de Interior apuntó también a que “aquí hay un rol del establecimiento educacional en términos de, primero, entregar información y, segundo, también tener normas disciplinarias que tienen que aplicar e información que el director del establecimiento ante el conocimiento del delito tiene, además, que denunciar”.

Por su parte, la jefa comunal de Santiago -en diálogo con 24Horas- afirmó que se trataba de una situación provocada por “un grupo muy acotado, pero muy violento de jóvenes” que, además, “empaña sin duda el inicio de clases y nos habla de una nula voluntad de avanzar en los derechos educativos”.

“Hay un grupo acotado, cerca de 30 jóvenes que, lamentablemente, no tienen una valoración por la educación pública. Aquí no hay reivindicaciones, no hay demandas educativas, sino que simplemente un grupo acotado que actúa de manera violenta”, explicó.

En esa línea, Hassler expresó que para enfrentar este tipo de situaciones se requiere de un trabajo articulado entre “las distintas instituciones”, y recalcó que desde el municipio “hemos promovido el diálogo. Nuestras puertas siempre van a estar abiertas con todas aquellas personas que quieran mejorar la educación pública”.

Sin embargo, aseguró que frente a este grupo “que no tiene una voluntad de mejorar la educación pública”, se interpondrán acciones legales.

Tomaremos las acciones legales contra quienes resulten responsables de afectar el proceso educativo (...) presentaremos denuncias o querellas” respecto de los hechos ocurridos al interior del establecimiento y también al exterior de este, señaló la jefa comunal, agregando: “creemos que estas acciones no pueden ser de ninguna manera las que permanezcan en la comunidad educativa. (...) Consideramos que es importante que puedan también asumir las responsabilidades en todos los espacios que corresponden, incluida la Justicia”.

A su turno, el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, al ser consultado por los incidentes afuera del Instituto Nacional, sostuvo que “no hay derecho a la educación o no se cumple este derecho a la educación si hay violencia”.

Respecto a las sanciones para los alumnos que se vean involucrados, aseveró que “tiene que aplicarse el manual de convivencia o el reglamento de convivencia que cada establecimiento tiene, en donde efectivamente estos temas tienen que ser duramente sancionados por las comunidades. Si estos hechos ocurren en la vía pública, son temas de seguridad pública y, por tanto, me imagino que, si alguno de estos estudiantes es sorprendido en este acto derechamente delictivo, me imagino que tendrá que dar cuenta de ello”.

La semana pasada, en el marco de la interpelación al titular del Mineduc en la Cámara de Diputados, el jefe de la cartera había ya fijado una postura como gobierno al asegurar: “yo no me voy a sentar en el ministerio, no nos vamos a sentar con quienes optan por la violencia, por quienes queman una micro. Esos no son estudiantes con quienes vamos a conversar”.

Incidentes y uso de bombas incendiarias en otros establecimientos

A los incidentes en el Instituto Nacional se sumaron luego situaciones similares en el Internado Nacional Barros Arana (INBA), el Liceo de Aplicación y el Liceo Barros Borgoño.

Cerca del mediodía se procedió a desviar la circulación de buses del transporte público en Santo Domingo, frente al primer establecimiento. El Ministerio de Transportes reportó el bloqueo de la vía frente al INBA. El flujo al poniente fue desviado por avenida Matucana. Transportes también dio cuenta de desvíos en el sector de calle Cumming.

Radio Carabineros informó, por su parte, desórdenes en las inmediaciones del Liceo de Aplicación, y precisó que se aplicaron desvíos de tránsito para locomoción colectiva en Alameda al poniente a la altura de Manuel Rodríguez y por Ricardo Cumming al sur a la altura de San Pablo.

Asimismo, en el sector del paseo Ahumada se desarrolló una marcha de asistentes de la educación de los distintos colegios de Santiago que se dirigieron al edificio de la municipalidad exigiendo mejoras laborales y una nivelación de sus remuneraciones.

El coronel de Carabineros Gilberto Garay, de la Prefectura Santiago Central, informó durante la mañana sobre “un grupo de 20 personas” a las afueras del Liceo Barros Borgoño “causando desórdenes y haciendo uso de bombas incendiarias”.

Boric: “El gobierno no ampara la violencia”

En medio de ese escenario, durante la tarde el Presidente Gabriel Boric salió a condenar los incidentes al exterior del Instituto Nacional, y aseguró que “el gobierno no ampara la violencia”.

El Mandatario, que si bien agregó “la ley tiene que operar en estos casos”, recordó también algunas políticas públicas que han impulsado desde el Ministerio de Educación para abordar ciertas demandas.

Lee más en La Tercera

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.