Camioneros de La Araucanía continúan movilización y realizan corte de Ruta 5 Sur

Trabajadores del transporte forestal decidieron intensificar sus protestas. "Se llegó democráticamente a que la paralización se mantiene. La única diferencia es que ahora el tránsito está detenido por completo hasta que el gobierno se pronuncie", afirmó el vocero de los trabajadores en Collipulli, Cristian Navarrete.




“Preferimos caer presos, antes de morir” fue una de las frases que expresaron los trabajadores del transporte forestal que decidieron bloquear la Ruta 5 Sur en protesta por la inseguridad en La Araucanía asociada a la violencia rural.

Al cumplir diez días de movilización en la carretera a la altura de Collipulli, en demanda de medidas efectivas por parte de las autoridades, los trabajadores del sector del transporte forestal, señalaron que mantendrán un bloqueo indefinido, aunque ello signifique la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado, por obstruir el normal desplazamiento vehicular.

La movilización se ha ido extendiendo y se han sumado camioneros movilizados entre la Provincia de Arauco y Malleco, señalaron.

El tránsito de la Ruta 5 Sur debió ser desviado por Angol, Los Sauces, Traiguén y Victoria. Se implementó también un desvío en Victoria hacia Traiguén y Angol desde el sur.

Los manifestantes decidieron intensificar su protesta e impedir el libre tránsito de cargas sensibles, como combustible, alimentos, insumos médicos entre otros.

Lo anterior, luego de fracasar la reunión que por más de tres horas mantuvieron el jueves con el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado.

La principal petición del transporte de carga forestal se relaciona a medidas de seguridad en la denominada “Zona Roja del conflicto mapuche”, tras el fin del estado de excepción que regía por la pandemia hasta fines de septiembre y que permitía a las Fuerzas Armadas colaborar con las policías en el sector.

En esa línea, solicitaban la mantención de las patrullas dinámicas mixtas de policías y funcionarios del Ejército. Según explicaron, al no recibir una respuesta satisfactoria desde La Moneda, en horas de la tarde de este viernes, en consulta con sus bases, se tomó la decisión de intensificar las protestas “hasta las últimas consecuencias”, en espera de que la autoridad gubernamental acceda a las demandas de seguridad que aspiran al transitar por la Macrozona Sur.

“No se logró nada. Se trajo el resultado, se le presentó hoy día a los voceros y lo dijeron a sus manifestantes en los distintos focos que hay y se llegó democráticamente a que la paralización se mantiene. La única diferencia es que ahora el tránsito está detenido por completo hasta que el gobierno se pronuncie. Este es un paro indefinido dicen los ‘viejos’, la ruta está cortada. Se le pidió a Orden Público que ellos empiecen a trabajar en la logística operacional, para que vean vías alternativas para el tránsito cómo lo están haciendo por ejemplo aquí en Collipulli, que abrieron un acceso para los vehículos menores, particulares y el resto de la carga está toda aquí”, señaló el vocero de los trabajadores en Collipulli, Cristian Navarrete.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, afirmó que el Ejecutivo está abierto al diálogo y destacó que el jueves y este viernes se han desarrollado reuniones para abordar el tema. “Estamos en el mismo equipo, todos queremos más seguridad en la Macrozona Sur, pero eso tiene una sola condición: sin extorsiones y sin medidas de fuerza”, advirtió la autoridad de gobierno.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.