Carolina Leitao, alcaldesa de Peñalolén: "Los ataques a la comisaría no son espontáneos, hay algo organizado"

Imagen-A_UNO_948465

La Subcomisaría de Peñalolén acumula hasta la fecha 37 ataques. El último dejó a cinco carabineros lesionados.

La alcaldesa pide una "acción policial efectiva" y solicita más presencia del Ministerio del Interior en los atentados al cuartel policial.


La alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, es categórica: "Los vecinos llevan 70 días con este calvario". Esa es la gravedad, dice la jefa comunal, de lo que viven los vecinos de la 43° Subcomisaría. Esta unidad policial, desde el 18 de octubre hasta la fecha, acumula un total de 37 ataques. Uno de los últimos, registrado el domingo, dejó a cinco carabineros lesionados, quienes recibieron impactos de perdigones en diferentes partes del cuerpo.

¿Cómo es la situación que viven los vecinos de ese sector?

Llevamos 70 días en este calvario y lo llevan los vecinos, porque finalmente son ellos los que sufren todas las externalidades negativas. Obviamente que la reacción policial a los ataques ha generado tremendos problemas para los vecinos: ruidos, fogatas, fuegos artificiales, balazos. No hay persona que pueda soportar 70 días esa situación. Es un tema crítico. Lo importante acá es que se trata de un tema policial, de orden público y, por lo tanto, aquí la responsabilidad la tienen el gobierno, las policías y la fiscalía de buscar quiénes son las personas que están detrás de estos ataques. Uno podrá decir que en un inicio esto partió como un tema más bien político, una manifestación en la que participaba mucha gente, pero hoy día se ha transformado en un tema netamente delictual.

¿Los vecinos le han pedido algo en específico a la municipalidad?

Hemos tenido varias reuniones; al principio ellos nos pedían que Carabineros dejara de utilizar lacrimógenas. También me he juntado con distintas policías para pedir auxilio en esta materia, porque los vecinos nos han reclamado, han ido hasta el concejo municipal a pedirnos ayuda para que esto termine. A estas alturas es un clamor de auxilio, porque la calidad de vida en ese lugar, obviamente, está siendo insufrible. Si no se toma en serio este asunto, la verdad es que esto no se va a resolver.

¿Hay sospechas de quiénes podrían estar detrás de los ataques?

Hay todo tipo de versiones y nosotros les hemos pedido a los vecinos que hagan la denuncia anónima correspondiente. Si tú me dices a mi cuál es la sospecha, lo primero que diría es que los ataques no son espontáneos, creo que detrás de esto hay algo organizado. Aquí hay una organización, hay personas que tienen armas, fuegos artificiales y que tiran bombas molotov, que están organizadas, que se juntan entre 50 y 100 personas, dependiendo de la noche. Los vecinos dicen que llegan camionetas o vehículos extraños al lugar.

¿Cómo buscar una salida a este conflicto?

Falta una acción policial más efectiva y obviamente que el Ministerio del Interior se involucre de manera más directa y responsable en un hecho que le compete 100%.

¿Interior se ha involucrado o ha estado ausente?

La verdad es que hemos tenido reuniones, una la semana pasada, pero antes de eso no había habido ningún involucramiento de este tipo. Solo lo habíamos abordado con las policías y se lo hice saber al intendente. Salvo las reuniones de la semana pasada y los encuentros con la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, que sí se comprometió conmigo a abordar este tema, la verdad es que se podría decir que elMinisterio del Interior recién ha aparecido.

Comenta