Un celular perdido permite aclarar el crimen de Nicole Saavedra

Imagen A_UNO_1118264

Fiscalía formalizará el noviembre al eventual responsable del crimen.

El análisis de la información que tenía el teléfono de la víctima, fallecida en junio de 2016, posibilitó llegar al sospechoso, un micrero condenado por otra violación.




Luego de tres años, tres meses y 20 días, el Ministerio Público anunció que se había identificado al eventual responsable del homicidio de Nicole Saavedra. El cuerpo de la joven apareció el 26 de junio de 2016 en un sitio eriazo de Limache, Región de Valparaíso, con múltiples lesiones. Había permanecido desaparecida durante seis días.

Durante este tiempo, el caso pasó desde la Fiscalía de Limache a la de Quillota, y a su cabeza estuvieron cuatro persecutores. En paralelo, los familiares realizaron múltiples manifestaciones, por lo que ellos calificaban como una negligente indagatoria. No había responsable.

Finalmente, las respuestas a la interrogante estaban en la información proveniente del teléfono celular de Nicole, el cual había desaparecido. La diligencia clave, realizada por la Brigada de Homicidios (BH) de Valparaíso, consistió en solicitar la información del equipo móvil a la empresa Claro. Pese a que esta acción ya había sido autorizada con anterioridad, solo esta vez terminó con resultados.

La información obtenida reveló que el equipo había sido utilizado entre septiembre de 2016 y abril de 2019 por una joven de Quilpué. Según fuentes de la investigación, esta diligencia derivó en intervenciones telefónicas, análisis de tráfico de datos y voz por parte de la BH, tanto a la mujer como a sus familiares.

Es así como se llegó hasta Víctor Pulgar Vidal, tío de la joven, quien, según testificó la mujer, le había vendido el teléfono. El sujeto se encontraba en la Cárcel de Limache, condenado a 10 años y un día por la violación de una menor de edad. Y, además, dentro de pocos días se iniciará un nuevo juicio oral en su contra, por un hecho similar, producto de una supuesta agresión a otra adolescente.

Reorientada la indagatoria, el fiscal de Quillota a cargo del caso, César Astudillo, obtuvo la autorización judicial para tomar muestras de ADN de Víctor Pulgar. Los restos de saliva tomados al sujeto fueron comparados con el ADN hallado en el cuerpo de Saavedra.

Finalmente, el informe pericial bioquímico elaborado por el Laboratorio de Criminalística de la PDI (Lacrim) determinó que "los restos espermáticos signados (...) provienen del individuo donante Víctor Pulgar".

La fiscal regional de Valparaíso, Claudia Perivancich, informó que Pulgar será formalizado el 13 de noviembre por violación con homicidio, cuya pena va desde presidio perpetuo a presidio calificado.

El jefe regional de la PDI, prefecto inspector Sergio Muñoz, aseguró que Pulgar se desempeñaba como chofer de la locomoción colectiva en el sector donde desapareció Nicole Saavedra.

La abogada de la familia, Silvana del Valle, dijo que este paso en el caso "es bastante importante para nosotras. Sentimos que una etapa de la lucha está terminada gracias a que la familia y que las organizaciones lograron ejercer presión suficiente al Ministerio Público para que se realizaran las gestiones necesarias, las que no se habían hecho en años de investigación".

Del Valle añadió que "en algún punto del caso se había establecido que había movimientos en el aparato telefónico de Nicole que eran posteriores a su fallecimiento. Pero aunque pedíamos que se aclarara, nunca se había hecho en la práctica".

Comenta