Confirman prisión preventiva para exgeneral de Carabineros Bruno Villalobos

Bruno-Villalobos

Esto, tras rechazar una solicitud de su defensa que buscaba modificar la cautelar que le decretaron a principios de octubre, cuando fue formalizado por malversación de gastos reversados y falsificación de instrumentos públicos junto a Gustavo González Jure.


El 7mo Juzgado de Garantía de Santiago rechazó una modificación de medida cautelar que había solicitado la defensa del exgeneral director de Carabineros Bruno Villalobos Krumm, y confirmó su prisión preventiva.

Cabe señalar que el exuniformado se encuentra privado de libertad desde principios de octubre, cuando fue formalizado por la Fiscalía Centro Norte por malversación de gastos reversados y falsificación de instrumentos públicos, y el mismo tribunal decretó un plazo de investigación de seis meses.

En esa instancia, el ente persecutor acusó que Villalobos habría tenido $982.062.319 a disposición de su cargo, sustraído $ 606.492.429 y se habría apropiado de $67.461.000, por lo que el magistrado decretó su prisión preventiva, por representar un “grave peligro para la seguridad de la sociedad”.

Mismo argumento que ocupó la jueza Pilar Ahumada esta jornada para rechazar una petición de modificación de medida cautelar por parte los abogados de Villalobos. Además, la magistrada explicó que “no han variado las circunstancias tenidas a la vista para considerar que la libertad del imputado constituye un peligro de la seguridad de la sociedad, considerando además el bien jurídico afectado, en cuanto el correcto ejercicio de una función pública como la que ejercía el imputado Villalobos Krumm, se mantiene la cautelar de prisión preventiva”.

Lo que sí se aprobó en la audiencia fue una solicitud que hizo la policía uniformada, para el traslado de su exdirector desde la Escuela de Carabineros -donde actualmente cumple el arresto- hasta el cuartel Sucre.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.