Defensa cuestiona uso de testigos protegidos: Corte Suprema revisa recurso de nulidad por juicio contra Héctor Llaitul

Héctor Llaitul busca que se anule el juicio en su contra. Imagen de archivo. Foto: Mario Quilodrán / Aton Chile.

Líder de la CAM debe cumplir penas que suman 23 años de cárcel. Su abogado privado, Luis Arteaga, afirmó ante el máximo tribunal que "durante el procedimiento y el pronunciamiento de las sentencias se han infligido importantes garantías fundamentales”.


Tras postergarlo por tres semanas consecutivas, finalmente este lunes, la Segunda Sala de la Corte Suprema revisó el recurso de nulidad que la defensa de Héctor Llaitul presentó para que se realice un nuevo juicio contra el histórico líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM).

Esto luego que el 7 de mayo de este año, el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco le impuso penas que suman más de 23 años de cárcel para Llaitul, al condenarlo como autor de los delitos de hurto, usurpación violenta y atentado contra la autoridad y un delito reiterado contra el orden público, contemplado en la Ley de Seguridad del Estado.

Llaitul se encuentra cumpliendo la condena en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Concepción y el 3 de junio inició una huelga de hambre. Desde Gendarmería indican que el comunero está siendo monitoreado por el equipo de salud de la unidad penal penquista y la Corte de Apelaciones de Concepción autorizó al organismo penitenciario a trasladarlo a un hospital si su salud se ve mermada.

La misma semana en que Llaitul inició su ayuno, se declaró admisible el recurso de nulidad que presentó la defensa contra el fallo del tribunal de primera instancia.

Testigos protegidos

En la audiencia de este lunes, que partió el mediodía, se escucharon audios del juicio oral, entre ellos, la declaración de Emanuel Valladares, funcionario de la Policía de Investigaciones que trabajó en el equipo que indagó el caso, del perito Cristian Jiménez, y de un testigo protegido que aseguró reconocer a Llaitul en el lugar de uno de los delitos.

Luis Arteaga Sepúlveda, abogado privado que defiende a Llaitul, señaló que “durante el procedimiento y el pronunciamiento de las sentencias se han infligido importantes garantías fundamentales como la garantía del debido proceso”.

El abogado acusó vulneraciones al derecho a defensa e igualdad ante la ley y apuntó contra el uso de testigos protegidos en el juicio.

“No se permitió a la defensa el adecuado ejercicio de los contrapesos, resguardos, para poder contrarrestar esta limitación que implica para el derecho de defensa un testigo con identidad reservada. Así quedó en evidencia, mediante el audio que se incorporó, que no se le permitió a la defensa, en definitiva, contrastar al testigo con otras versiones de los hechos, con sus dichos, o con otras versiones de los hechos presentados en juicio”, planteó el defensor.

Arteaga afirmó que en el juicio se observó “desidia y un trato desigual a la defensa” y dijo que en el registro de las argumentaciones del equipo de Llaitul consignadas en el fallo, hay una serie de incoherencias. “Al parecer se usó un transcriptor”, que no habría registrado adecuadamente las intervenciones indicó, acotando que las alegaciones del Ministerio Público se transcribieron sin variación y “con lujo de detalles”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.