Expresidente del Colmed y asesor de Bachelet y Piñera: el perfil de Enrique Paris, el nuevo ministro de Salud

Enrique Paris, presidente del colegio médico

Expresidente del Colegio Médico, asesor de Bachelet en el Minsal, partidario del aborto en tres causales, el nuevo titular de salud, hasta ahora integraba la Mesa Social Covid-19, donde tuvo diferencias con la actual titular del Colmed, la Dra. Izkia Siches.




Lo dijo en mayo de 2018. Cuando en una conversación con Radio Duna se le preguntó si le gustaría ser ministro de Salud, el Dr.Enrique Paris, no ocultó su entusiasmo. “Sinceramente, por supuesto que sí. Creo que es la culminación de la carrera de muchos médicos”. Lo consiguió dos años y un mes después.

Médico cirujano de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Paris ejerció como Médico General de Zona en Achao, Chiloé, para luego formarse en un postgrado en pediatría a través de una residencia en el Hospital Luis Calvo Mackenna. Cuenta con una Especialización en Toxicología del National Capital Poison Center de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos y con una especialización en Cuidado Intensivo Post Operatorio Cardíaco del Hospital Clínico de la Universidad de Michigan.

Paris presidió el Colegio Médico entre enero de 2011 y junio 2017. Antes fue asesor de Michelle Bachelet durante su período como ministra de Salud y también durante su primer gobierno, en que también solía asesorar al exministro Álvaro Erazo en materias de pediatría ambiental.

El galeno no se restó de entregar su opinión en temas de contingencia, como su posición favorable al aborto en tres causales. “Yo creo que, dentro de los derechos reproductivos de la mujer, puede tomar con libertad la decisión”, dijo a La Tercera.

Su deseo de ocupar la cartera de Salud pudo cumplirse antes; estuvo en la terna de nombres considerados para ocupar el ministerio a principio del gobierno. En rigor ya había consolidado un vínculo con el Piñerismo. Como uno de los seis integrantes del equipo de salud de la candidatura presidencial de Piñera, el doctor Paris defendió políticas como la estimulación de la competencia en el mercado de los medicamentos y el límite a las ganancias de las Isapres, para reinvertirlas en prevención. En 2018 renunció al concurso público para el cargo de Superintendente de Salud, ya que según trascendidos tenía diferencias y distanciamientos con el entonces titular de la cartera, Emilio Santelices.

En los últimos meses, desde que participa en la Mesa Social Covid-19, ha manifestado discrepancias con la conducción de la Dra. Izkia Siches en el Colmed. “Ella dice representar a todos lo médicos de Chile y no es verdad. Porque en el Colmed no están inscritos todos los médicos -aseguró el 15 de mayo. “Hay mucha disconformidad con sus palabras. No es el momento de atacar de esa manera a la autoridad sanitaria y menos al presidente de la República”.

Anteriormente, en abril, durante la quinta reunión de la Mesa Social, Paris protagonizó una discusión con Siches, en que le solicitó una explicación por sus cuestionamientos a la falta de transparencia de datos y que la mesa era “coméstica”. Sin embargo, al poco tiempo dio por superado el impasse.

Pero también, el nuevo ministro ha generado polémica en su momento. En una entrevista con T13 manifestó sus reparos frente a las críticas al gobierno por su gestión de la pandemia. "No hay que salir reclamando por todo. Claro, se pueden cometer errores, todos podemos cometer errores, pero en este momento tenemos que luchar contra el virus, no contra el Gobierno”.

“Trasladar la falta confianza que viene de los movimientos sociales disparados en octubre es una estrategia yo creo. ‘No cayó Piñera con los movimientos sociales, hagámoslo caer con el virus’. Yo veo esa señal negativa que lo ven otros analistas políticos en esa estrategia -agregó Paris en esa oportunidad-. Es cosa de ver quienes critican sin razón y que encuentran todo mal, que encuentran todo pésimo y que acá no se ha hecho nada".

Antes, se involucró en la discusión respecto a la prohibición del timerosal en las vacunas. En principio, el ahora ministro se manifestó contrario al veto presidencial a la ley que restringía el uso del componente. Directo, acusó de mentir a quienes indicaban que no había peligros en ello. “Dicen que todos somos ignorantes y que además estamos favorecidos por el lobby. Es absolutamente falso. Entonces también los está favoreciendo a ellos, porque ellos están defendiendo timerosal. Ni siquiera defienden a la vacuna”, dijo en enero de 2014.

Sin embargo, tiempo después cambió de opinión y respaldó la iniciativa gubernamental que permitía el compuesto en las vacunas, aunque con reparos. “Yo estoy apoyando el veto, porque creo que va a solucionar un impasse, va a permitir -además- que se reúna un equipo técnico de alta formación para dilucidar todos los problemas”, señaló.

“Nosotros no estamos en contra de las vacunas, nunca hemos estado en contra de las vacunas, lo que hemos dicho es que ojalá se produzcan o se coloquen las vacunas más limpias posibles”, remató en esa ocasión.

Comenta