“Es muy incomprensible”: ministro Figueroa reitera críticas al rechazo del kínder obligatorio en la Cámara de Diputados

El ministro de Educación, Raúl Figueroa. Foto: Sebastián Beltrán Gaete / Agencia Uno.

La iniciativa debía ser visada por 89 parlamentarios para lograr su aprobación; sin embargo, no logró ese apoyo. “Es muy frustrante", señaló el ministro de Educación.




El ministro de Educación, Raúl Figueroa reiteró hoy sus críticas al rechazo de la Cámara de Diputados al veto presidencial que modificaba la Ley General de Educación con el objeto de establecer la obligatoriedad del kínder.

La inciativa debía ser visada por 89 parlamentarios para lograr su aprobación; sin embargo, no logró ese apoyo. Tuvo el visto bueno de 78 diputados y fue rechazada por 61.

“Hemos visto la peor cara de la política, aquella que pone intereses personales y mezquinos por sobre el bienestar general de nuestros niños, aquella que prefiere romper consensos fundamentales instalados en nuestro país con la pretensión equivocada de obtener rédito político en un momento electoral”, dijo ayer Figueroa.

Y hoy, en entrevista con radio Cooperativa, el secretario de Estado sostuvo que “es muy incomprensible por qué se rechazó este proyecto, que viene de una reforma constitucional aprobada por unanimidad en 2013, que además viene a cumplir compromisos internacionales que tiene Chile en esta materia”.

En ese sentido, dijo que “es muy frustrante, yo entiendo que a veces hay discusiones donde hay ejes ideológicos que son legítimos y uno puede tener diferencias, pero en esto el consenso total de toda la academia, de todas las entidades internacionales expertas en la materia, transversal políticamente”.

En relación a los ejes de la iniciativa, dijo: “Este proyecto lo que busca es que los niños más vulnerables se beneficien de la educación parvularia y es por eso que se tomaban una serie de medidas para no solo fomentar el acceso, sino también asegurar la cobertura, se inyectaban recursos en este proyecto y se abría una línea presupuestaria a futuro permanente para que tuviese recursos esa necesidad donde sea que se presente”.

Finalmente, a Figueroa se le consultó por un comentario de la candidata presidencial Yasna Provoste (DC), quien señaló: “Este proyecto busca abrir un espacio al lucro, pero primero quisieron colocar una barrera para los niños mas pobres, que solo generaría desescolarización, al hacerlo pre requisito para ingresar a 1° básico”

Sobre esto, Figueroa respondió: “No tiene ningún asidero esa afirmación, es bien indignante esa afirmación, porque toda esa discusión del lucro se dio con la Ley de Inclusión en el gobierno de la Presidenta Bachelet, se aprobó y se terminó con la posibilidad de tener lucro en cualquier ámbito de la educación parvularia o del mundo escolar y este proyecto no toca en nada esa reforma”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.