Expertos dicen que ley de financiamiento regional podría revertir desigualdad

promulgacionWEB

Promulgación de la Ley de Elección de Gobernadores Regionales en 2017.

Proyecto para aumentar recursos comunales, piedra angular del proceso de descentralización, no fue despachado al Congreso por el gobierno anterior.




Si bien en regiones se valoran los avances en materia de descentralización, como la aprobación de la elección de intendentes, aún está pendiente el envío de la Ley de Financiamiento Regional, que apunta a aumentar la cantidad de recursos que llegan a las regiones y, por lo tanto, a las comunas, en el marco de una gestión financiera más autónoma.

Según Heinrich von Baer, presidente de la Fundación Chile Descentralizado, este compromiso incumplido de la ex Presidenta Michelle Bachelet debe ser recogido por el nuevo gobierno, para que a la brevedad se elabore y se envíe el proyecto al Congreso. "No basta la descentralización política con elección de gobernadores ni el traspaso de competencias, si no va acompañado de más recursos para los municipios y los gobiernos regionales, como estaba prometido. Hay un piso político en este tema. Por lo tanto, esperamos que se formule un muy buen proyecto y se apruebe su trámite legislativo", dijo.

Agregó que "la reforma que está pendiente no sólo es necesaria, sino exigible, porque si de verdad queremos superar la pobreza, como todos declaran, es imperativo desarrollar nuestras comunas y regiones".

Según José Hernández, doctor en Ciencias Políticas del Instituto Chileno de Estudios Municipales (Ichem), terminar con la concentración de la riqueza pasa fundamentalmente por la descentralización fiscal: "La idea es que así las municipalidades tengan mayor autonomía para generar sus propios ingresos, generando capacidades administrativas para enfrentar esa responsabilidad a nivel local".

Además de este nuevo proyecto que beneficia las arcas locales, desde el mundo académico se ha propuesto la reformulación de la Ley de Rentas Municipales, para modificar la distribución del Fondo Común Municipal (FCM), que es la principal vía de financiamiento de las comunas, de manera de favorecer a los territorios más pobres.

Paradójicamente, las comunas más ricas y que más aportan a este fondo común solidario tienen una población más acomodada y menos demandante de servicios sociales y apoyo municipal. "Hay algunas comunas ricas que aportan la mitad de la recaudación de sus patentes, pero ese aporte debiera ser más generoso todavía, porque aún así se siguen produciendo estas inequidades. Esas pocas comunas siguen siendo muy ricas y otras 270 están en la categoría de pobres, o sea, la mayoría del país", plantea Víctor Mora, dirigente de la Unión de Funcionarios Municipales de Chile.

Al respecto, Jaime Lindh, coordinador de estudios de Fundación Piensa, señala que junto con mejorar la recaudación y distribución del FCM, hay que generar incentivos para que los municipios generen sus propios ingresos. "De lo contrario, a los municipios les resulta más económico depender del FCM que tratar de aumentar sus propios ingresos. Por eso, hay que crear un indicador para que los que aumenten su recaudación también reciban más recursos del fondo, y no menos, como ocurre hoy", señala Lindh.

Mora plantea también otro tipo de medidas administrativas, que no requieren generar nuevas leyes, para allegar más recursos a los municipios. "Proponemos que a cada persona que quiera hacer un trámite en el SII, este organismo le exija estar al día con el pago de sus patentes. Hoy, la morosidad llega al 35% y son muchos los recursos que se pierden. Creemos también que las empresas eléctricas deben pagar derechos por el uso del espacio aéreo para el cableado, como se hace en caso de las paletas publicitarias".

Agrega que hay que abrir la posibilidad de que los municipios puedan comprar por leasing y no seguir perdiendo dinero en arriendos, "a precios que, además, son inflados por los dueños, cuando el arrendatario es un municipio", dice el dirigente.

Agrega que hay que reformular el pago de patentes, porque las grandes cadenas tributan solo en las comunas ricas, donde se emplaza la casa matriz, y pagan una cantidad ínfima por sus sucursales en regiones, intensificando la asimetría.

Según Andrés Chacón, director de la Asociación de Municipalidades (Amuch), otra forma de aumentar las arcas locales es mejorando la gestión financiera interna. "Para recuperar los dineros que son del municipio y que no están siendo cobrados por falta de personal, y para actuar como nexo en la creación de negocios que reporten recursos vía impuestos y contribuciones".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.