Expertos sostienen que cuarentena en la RM debería mantenerse por otras dos semanas

La cuarentena mantiene confinados a 7,5 millones de personas.

En el gobierno apuestan por extender la medida en siete días, en principio, para que tenga efecto en aplanar la curva de contagios, decisión que se tomará con los reportes de hoy.




A 10 días del inicio del mayor confinamiento sanitario en la Región Metropolitana, que mantiene a 7,5 millones de personas recluidas en sus hogares, las cifras no son aún alentadoras.

El lunes, las autoridades de Salud confirmaron 4.895 casos nuevos de coronavirus, elevando a 73.997 el total de casos positivos en el país, de los cuales el 80% se concentra en la capital. Es decir, ocho de cada 10 contagiados a lo largo de la pandemia residen en la RM.

“La situación de esta pandemia en nuestro país es bastante seria, yo diría que está en su momento más oscuro, y esto se debe, fundamentalmente, a que si bien Santiago no es Chile, el resto de las regiones -varias ciudades han tenido brotes bastante más importantes- han sido capaces de ver la luz al final del túnel y salir de estas medidas”, dijo el lunes el ministro Jaime Mañalich en Radio Cooperativa.

Y pese a la restricción que pesa sobre los habitantes de 32 comunas del Gran Santiago, en los últimos 10 días se han duplicado los casos totales, que el pasado 15 de mayo llegaban a 29.276. “El principal número de contagios sigue siendo en la Región Metropolitana”, resaltó este lunes la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

Extender la restricción

En ese contexto, y ante la pregunta ¿se debería levantar esta semana la cuarentena en la RM?, expertos y académicos coinciden: no.

Pablo Vial, miembro del consejo asesor para el Covid-19, explica que la autoridad analiza varios factores antes de decretar el confinamiento de una zona. Entre ellos, la cantidad de nuevos contagios, los casos por kilómetro cuadrado, la ocupación de camas en el centro de salud más cercano y determinantes sociosanitarios, como la población de adultos mayores y enfermos crónicos, entre otros.

En ese contexto, el experto enfatiza que “en este minuto en que no se ve disminución de casos, no sería prudente levantar la cuarentena. Es como para mantenerla. Lo cierto es que no se ha visto aún ningún efecto y tenemos que entender por qué se está produciendo el alza de casos”. Sobre este punto, Vial plantea que “hay que estudiar la movilidad de las personas y el número de habitantes por casa, porque puede haber transmisión intrafamiliar y que producto de la cuarentena, en vez de que el virus se transmita fuera, se transmita al interior de los hogares”.

La exministra de Salud e integrante de la Mesa Social por Covid, Carmen Castillo, detalla que los casos que a diario se conocen “son del pasado, de dos o tres días atrás, por lo tanto, es una mirada retrospectiva”. Por eso, consigna, “el impacto de esta cuarentena la vamos a ver en una o dos semanas más. El aumento que estamos observando se tiene que analizar, ver cuánto dure esta tendencia al alza y estar atento por si se extiende”.

Sobre cuándo podrá ponerse término al confinamiento en el Gran Santiago, la exautoridad señala que resta “un indicador que muestre que los casos están empezando a bajar. Es muy precoz anticiparse. Si esto tiene que durar dos semanas más, lo dirán los indicadores, pero al menos debe notarse una baja en los nuevos contagios por día”.

Para Juan Carlos Said, internista del Hospital Sótero del Río, para normalizar la capital se debe esperar que “el sistema de salud haya salido de su situación crítica”. Afirma que “la red no mejora de manera inmediata, tiene un desfase de entre siete y 10 días respecto de la reducción de casos. Es decir, una vez que bajen los nuevos casos, van a pasar siete o 10 días para ver una reducción en la cantidad de pacientes hospitalizados”.

El internista añade que “el motivo fundamental para decretar cuarentena es prevenir el colapso de los hospitales, que es algo que ya estamos viendo”, y por ello, “pensar que esta pueda durar menos de cuatro semanas es poco realista”.

Para Claudio Castillo, académico de Salud Pública de la Usach, la cuarentena debería concluir una vez que decaigan los casos, lo que, eventualmente, podría ocurrir en dos semanas. “Sería perder todo lo invertido levantar la cuarentena ahora, cuando no hay ningún dato que muestre que hay un estancamiento en el número de nuevos contagiados. Cuando empecemos a ver que la curva empieza a descender, se deberían reconsiderar las cuarentenas, no antes”.

Erika Retamal, directora de Salud Pública de la U. de Talca, afirma que “la idea de la cuarentena es cortar la transmisión del virus, lo que ocurre al mantener a las personas en sus casas o en medidas de aislamiento en caso de ser positivos”. Pero “los casos nuevos no han decaído y tememos una incidencia en ascenso en la Región Metropolitana. Los efectos de la cuarentena aún no se ven, por lo que deberíamos esperar al menos 20 días. No es aconsejable levantarla”.

Evaluación de la medida

En el gobierno se esperaban los datos de hoy para tomar una decisión sobre el confinamiento. Pero hasta el lunes, las autoridades apuntaban a extender por, al menos, una semana más la medida, hasta ver un efecto reflejado en el número de nuevos contagios. Para esto, estaban tomando como ejemplo ciudades del extermo sur -como Punta Arenas-, donde se necesitaron hasta cuatro semanas para contener la epidemia.

Sobre la acelerada propagación de la enfermedad en el país, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, planteó que “en el mundo y en los brotes que hemos tenido en Chile, la duración total, vale decir, de la parte alta de la curva, es de alrededor de seis semanas, lo que no significa que durante esas seis semanas haya que estar en cuarentena”. La autoridad enfatizó en que “si somos capaces de aislar los casos, usar las residencias sanitarias, no tiene por qué durar todo ese período”, y anticipó que “la cuarentena en la Región Metropolitana va a ser evidentemente más breve que eso”.

Consultado al respecto, Mañalich sostuvo que la decisión se tomará este miércoles. “Lo revisaremos el miércoles. Recién tendremos datos mañana (martes) en la tarde. Esas decisiones hay que evaluarlas para cada comuna del país, con los datos más recientes posibles”.

Comenta