Fonasa: 250 mil usuarios migraron de isapre al sistema público en 2022

Durante la cuenta pública de la entidad, el director de Fonasa abordó la ley corta de isapres, destacando que la iniciativa legal corresponde “a la coyuntura que vive el sector privado, y constituye una respuesta ante un escenario complejo y una realidad que muestra una importante migración desde Isapre a Fonasa”.


La jornada de este viernes el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) realizó su cuenta pública correspondiente al año 2022 informando de los logros y también futuros desafíos que tienen por delante. Al respecto, el director del organismo, Camilo Cid, abordó la ley corta de isapres presentada por el gobierno, la cual busca cumplir con el fallo de la Corte Suprema que mandata a las aseguradoras privadas a aplicar la nueva tabla de factores a todos los afiliados y restituir los cobros en exceso.

Al respecto, Cid se refirió a uno de los puntos clave de esta ley: la modernización de Fonasa mediante la creación de un seguro complementario voluntario, la que apunta a igualar las coberturas financieras que las personas reciben en el mundo privado, y que se diseñó respondiendo a la coyuntura de las aseguradoras privadas y la importante migración que se ha registrado desde las isapres a Fonasa.

Actualmente, 15.613.584 personas cuentan con cobertura de salud otorgada por Fonasa, casi 400 mil más en comparación con el año 2021.

“Lo que pretendemos con esta parte del proyecto de ley es tratar de igualar las coberturas financieras que las personas tienen en el mundo privado con el financiamiento que ellos mismos están haciendo hoy en día”, detalló. Este seguro complementario será administrado por esos aseguradores, contratados para estos efectos, mediante licitaciones por el Fonasa.

Este seguro complementario, añadió, “pretendemos sea no discriminatorio y que no excluye a las enfermedades preexistentes, y que por lo tanto, con primas comunitarias o planas por personas beneficiada, de cargo del afiliado”.

“Calculado, cuando una persona en promedio utiliza solo la Modalidad Libre Elección (MLE) en Fonasa, esa persona va a obtener un 38% de cobertura financiera. Una persona en isapre realizando más o menos las mismas actividades en promedio va a obtener una protección de 65%. Lo que queremos hacer es que esté disponible una herramienta para poder cubrir esa brecha, de 38, a 65%. Así de simple, nada más ni nada menos”.

Sobre por qué no apuntaron a aumentar el porcentaje de cobertura para que éste fuera aún mayor, Cid indicó que el objetivo de esto era la equidad entre los afiliados.

“En la medida que tengamos financiamiento para mejorarnos todos dentro del Fonasa, podremos mejorar también las coberturas del MLE a cuentas del fondo solidario. Mientras no tengamos ese financiamiento mediante el avance de la reforma por ejemplo, y a su vez, con importantes aportes desde el espacio fiscal, no podemos darnos el lujo de generar mayores protecciones”, sostuvo.

En este sentido, afirmó Cid, la iniciativa legal corresponde “a la coyuntura que vive el sector privado, y constituye una respuesta ante un escenario complejo y una realidad que muestra una importante migración desde Isapre a Fonasa”.

“El año 2022, 380 mil personas se unieron a Fonasa. De ellas, 250 mil provenían desde el mundo del aseguramiento privado, por lo tanto, de continuar esta tendencia, la modalidad de cobertura complementaria que se ha propuesto permitirá que aquellas personas sigan contando con coberturas financieras similares a las que tenían y que esta situación no tenga un impacto en el gasto fiscal, manteniendo inicialmente el mismo nivel de equidad existente”, afirmó Cid.

Entre enero y marzo de este año, añadió, han entrado a Fonasa 213 mil personas, de las cuales un poco más de la mitad provienen de isapre. “El crecimiento se mantiene”, dijo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.