Formalizan a tres carabineros imputados por apremios ilegítimos durante estallido social en Valdivia

Además se imputó a un cuarto uniformado, identificado con las iniciales V.H.P.L., por hechos registrados entre octubre y diciembre de 2019. Se establecieron plazos de investigación de ocho y 10 meses.




El Juzgado de Garantía de Valdivia estableció la medida cautelar de prohibición de comunicarse y acercarse a las víctimas o a sus domicilio a tres efectivos de Carabineros identificados con las iniciales V.A.O.V., J.T.Y.F. y P.E.P.A., imputados por el Ministerio Público como autores de sendos delitos de apremios ilegítimos, por hechos registrados en octubre y diciembre de 2019, en diversos puntos de la ciudad, en el contexto del llamado estallido social.

Además se imputó a un cuarto uniformado, identificado con las iniciales V.H.P.L., por el delito de vejaciones injustas.

En las audiencias, el juez Carlos Acosta Villegas acogió las cautelares solicitadas por la Fiscalía de Los Ríos, por considerarlas proporcionales y apropiadas y los fines de los procedimientos.

De acuerdo a los antecedentes del Ministerio Público, en el primer hecho investigado, alrededor de las 23.30 horas del 19 de octubre de 2019, el imputado V.A.O.V., suboficial de Carabineros, disparó una escopeta antidisturbios directamente en contra de la víctima, un joven de 18 años, que se ocultaba detrás de un dispensador de combustible de un servicentro, entre las calles Alemania y Chacabuco, tras haber participado del saqueo que afectó a un supermercado de la cadena Santa Isabel. La víctima resultó con 10 heridas en la pierna derecha por el impacto de los perdigones. En esta causa, el plazo de investigación se fijó en 10 meses.

La segunda formalización corresponde a hechos registrados el 2 de diciembre de 2019, jornada en la que, alrededor de las 20.30 horas, la víctima, de 58 años, transitaba junto a un amigo por la calle Pérez Rosales en dirección a la plaza de la República de la ciudad y fue interceptado por efectivos de Carabineros, quienes le impidieron el paso debido a los desórdenes en el sector. La víctima fue conminada a continuar su camino por la calle Arauco, momento en que el imputado J.T.Y.F, teniente de Carabineros, sin mediar justificación según la versión que maneja el ente persecutor, procedió a abalanzarse sobre la víctima, propinarle diversos golpes de puño para, finalmente, detenerlo. Los golpes dejaron a la víctima con lesiones en hombro, antebrazo y rodilla derecha, con incapacidad laboral de 10 días. El plazo de la investigación se fijó en ocho meses.

La tercera investigación por el delito de apremios ilegítimos, se relaciona con hechos acaecidos el 5 de diciembre de 2019, a las 20.20 horas aproximadamente, en circunstancias en que la víctima, una joven de 18 años de edad, se encontraba mirando una manifestación que se desarrollaba en las inmediaciones de la Plaza de la República. En dicho contexto, un piquete de carabineros que se encontraban intentando dispersar a los manifestantes, pasó cerca de la joven, procediendo el imputado P.E.P.A, cabo primero, a golpearla por la espalda con el escudo que portaba, empujándola y botándola al suelo, causándole lesiones en el codo izquierdo y rodilla derecha de carácter leve. En esta causa, el tribunal dio 10 meses de plazo de investigación.

El cuarto hecho tuvo lugar el 20 de octubre de 2019, alrededor de las 17.00 horas, en la plaza Portal del Sol de la comuna de Valdivia. El imputado, V.H.P.L, cabo primero de Carabineros, concurrió al lugar junto con otros efectivos a controlar un saqueo que se producía en esos momentos en el supermercado Puritán. En dicho contexto, el imputado le dio una patada a la bicicleta en que se movilizaba la víctima, un menor de 14 años de edad que presenciaba lo ocurrido, provocando su caída, procediendo a inmovilizarlo contra el cemento, poniendo una rodilla sobre el rostro del menor para, luego, trasladarlo violentamente al furgón policial. Conducida la víctima por el imputado hasta la Subcomisaría Óscar Cristi, bajo el argumento de practicar un control de identidad, lo mantuvo en el cuartel sin dar aviso a sus padres. El plazo de la investigación se fijó en ocho meses en este caso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.