Gobierno: la imprescriptibilidad de delitos sexuales a menores "es totalmente constitucional"

Chadwick Haroldo Brito Suprema

Haroldo Brito, presidente de la Corte Suprema, junto al ministro del Interior, Andrés Chadwick.

Presidente de la Corte Suprema se opuso el año pasado a que estos ilícitos no prescriban. El ministro del Interior, Andrés Chadwick, defendió indicación presentada al Congreso.




El ministro del Interior, Andrés Chadwick, defendió este lunes la iniciativa del gobierno dada a conocer el jueves y que busca establecer la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra menores de edad. En ese contexto, aseguró que una normativa de esta naturaleza "es totalmente constitucional".

Chadwick, con estas palabras, se hizo cargo de la opinión que el año pasado emitió el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, sobre esta materia. A través de un escrito enviado el 21 de septiembre del año pasado a la Cámara de Diputados, la máxima autoridad del Poder Judicial -junto a otros dos miembros de la Corte Suprema- indicó que una iniciativa así "parece desproporcionada, pudiendo incluso adquirir cierto ribete de inconstitucionalidad al atentar de un modo arbitrario en contra de la garantía de ser juzgado y castigado dentro de un plazo razonable".

Ante este antecedente, el ministro Chadwick manifestó que "después de una larga espera (el Presidente Sebastián Piñera) ha señalado que cualquier persona que cometa un delito de abuso sexual, en cualquiera de sus manifestaciones, contra un menor, va a tener que responder por ello durante toda su vida, porque el delito no va a prescribir, y en ese sentido, estamos absolutamente convencidos de que es completa y totalmente constitucional la medida que el Presidente ha propuesto a través de un proyecto de ley".

El ministro agregó: "El Presidente Piñera está muy claro en marcar una nueva actitud y esa nueva actitud es tolerancia cero. Tolerancia cero al terrorismo, tolerancia cero a la delincuencia, tolerancia cero a los abusos y delitos sexuales contra menores".

La iniciativa respaldada por el Ejecutivo contempla que los delitos sexuales contra menores no prescriban y que sean investigados sea cual sea la fecha de comisión del ilícito.

Además, se contemplará una indicación al proyecto para aumentar el catálogo de delitos, y que se pase de 13 hechos de este tipo, a 16. El gobierno propone incluir el secuestro con violación, violación con homicidio y comercialización y almacenamiento de material pornográfico infantil.  En la tarde, el Ejecutivo le puso suma urgencia a esta iniciativa.

Brito: "Es una opinión"

Brito, que coincidió este lunes con Chadwick en una ronda de diálogos ciudadanos realizada en el Congreso, indicó que "lo que yo señalé el año pasado, no crean que es una posición irreflexiva, sino por el contrario, es consecuencia de la consideración de criterios de orden jurídicos".

Agregó que "es una opinión dentro de un proceso de discusión que no está concluido, que no tenía en ese momento (cuando envió el oficio a la Cámara en 2017) todas las aristas que hoy tiene, no conocemos el proyecto nuevo. Las leyes, el Derecho, se forma de esa manera, mediante el intercambio de opiniones, el reconocimiento de los criterios del contrario".

Consultado si podría cambiar de opinión, Brito indicó que "por cierto, si hay un proceso de discusión no puedo yo pretender que lo que entendí en un momento sea lo más adecuado".

Uno de los penalistas que fueron invitados a la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados fue el abogado Gonzalo Medina, quien manifestó entonces su negativa a la imprescriptibilidad de estos delitos. Hoy mantiene esta posición.

Según Medina, "yo creo que la categoría debería razonablemente reservarse para crímenes de lesa humanidad, porque ahí se generan situaciones de impunidad estructurales que justifican esa regla especial. En esto se generan problemas probatorios severos con las reglas de imprescriptibilidad".

En ese sentido, Medina manifestó que "esto no soluciona los problemas reales que hay respecto del abuso sexual de menores, como por ejemplo, que no encuentran condiciones para protegerse ante la intención de denunciar, justamente por falta de un aparato de protección estatal (...). Una ley de imprescriptibilidad no va a ser una solución real a los abusos sexuales contra menores".

Comenta