Haitiano que deja Chile mediante plan humanitario: “Aquí no hay vida”

Kissone Jean (32) tiene pensado volver mañana a Puerto Príncipe, Haití.

Este miércoles saldrá el primer vuelo del Plan de Retorno Humanitario de ciudadanos haitianos. Para muchos de ellos, es el fin de un sueño que no pudieron cumplir en Chile.


“Yo vine buscando una vida, pero aquí no hay vida”, afirma tajante Kissone Jean (32). Llegó a Chile el 17 de septiembre de 2017 y, un año y un mes después, se alegra de volver a su país natal, Haití.

Él es uno de los 176 pasajeros que abordarán el primer vuelo del denominado Plan Humanitario de Regreso Ordenado del Ministerio del Interior. Este consiste en facilitar el transporte a los ciudadanos de la nación caribeña que, cumpliendo los requisitos , quieran retornar a su país y acepten no regresar en un plazo de nueve años.

Para este miércoles fueron citados a las 7 horas en el gimnasio polideportivo de Estación Central. Llegarán personas provenientes no solo de esa comuna, sino también de Quilicura e Independencia, entre otras. Allí se les dará desayuno, se cargarán sus maletas -solo podrán llevar un equipaje con peso máximo de 23 kilos, además de cinco kilos en bolsos de mano- y luego serán trasladados en buses al Grupo 10 de la Fuerza Aérea de Chile (Fach), donde abordarán un avión Boeing 767.

Sobre el perfil de los haitianos que postularon a este viaje sin retorno, el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado, explicó que en gran parte se trata de hombres jóvenes, solos, que dejaron a sus familias y viajaron a Chile con el sueño de buscar una mejor vida. “La gran mayoría de ellos se va porque no obtuvo ese trabajo que tenían la ilusión de conseguir. Se toparon con un mercado laboral más saturado y con condiciones mucho más inhóspitas que las que se enfrentaron los primeros pares haitianos que llegaron los años 2011, 2012 o 2013”, explica.

Otro aspecto que tampoco se imaginaron son las precarias condiciones de habitabilidad. “Las circunstancias donde están viviendo son bastante complejas. Son casas que se han modificado, donde residen 30 o 40 familias”, describe. Otros no lograron aprender español correctamente, lo que dificultó su adaptación en el país.

Testimonios de hambre

La Tercera conversó y conoció las historias de tres de los viajeros que tenían previsto hasta hoy embarcar en el vuelo directo, que durará siete horas y 45 minutos, a Puerto Príncipe.

Kissone Jean encarna la dura realidad que viven algunos de sus compatriotas, marcada incluso por la carencia de alimentos. En sus últimos días en Chile trabajó cortando el pasto en una parcela en Calera de Tango.

“La cosa estaba difícil”, confiesa. “A veces no tengo qué comer. Pagué $ 120 mil por una pieza, pero tengo que pagar agua y luz aparte, y después no hay pega para conseguir esa plata”, se queja.
Apenas supo de la posibilidad de volver a Haití, no lo pensó y fue a postular. Quiere ver en la capital haitiana a su esposa y sus dos hijos, de ocho y dos años.

El caso de Fourchard Fortune (23), quien arribó a Santiago hace 10 meses, no es muy distinto. “Quería conseguir trabajo, pensaba que la cosa era mejor acá. Vine a buscar una mejor vida y no encontré nada. Por eso quiero regresar”, afirma.

Fortune se desempeñó durante cuatro meses como ayudante de construcción. “Acá no tengo trabajo, no puedo pagar arriendo, no puedo comer”, reconoce.
Entre otras razones para volver, menciona el clima chileno, frío y diferente al de sus tierras, donde las temperaturas no bajan de los 20 grados.

Ahora anhela volver mañana a su pueblo en Haití, donde bajará del avión, subirá a un bus y correrá al encuentro de su hija de tres años y su esposa. “Me siento bien, estoy muy feliz. Quiero estar con mi familia. Les dije a ellos y me están esperando”, se alegra.

La historia se repite con Jean Iles (24), quien llegó en septiembre de 2017 a Estación Central. Hasta hoy trabajaba en Melipilla, cosechando naranjas y limones. En Haití era comerciante. “Por eso quiero volver. Aquí no estoy trabajando mucho, un día sí, otro no”, explica. Además, tampoco se pudo acostumbrar al clima local. “No es bueno para mí, me hace mal. Me da alergia en el cuerpo, me está picando mucho”, relata. Y está ansioso por volver: “Tengo la familia allá, los hijos, mi mujer y mi casa”, dice.

Próximos vuelos

Hasta el lunes, según cifras que maneja Interior, 1.084 personas han postulado al plan de retorno. Quienes podrán hacerlo serán ciudadanos haitianos que vivan en Chile, independiente de su situación migratoria. Para esto, deberán firmar una declaración ante notario en que aseguren que su decisión es voluntaria, entre otros puntos.

Los menores de edad deberán ir con uno de los padres o un tutor para autorizar su salida.

Los documentos se encuentran disponibles, tanto en creol como en español, en la página web del Departamento de Extranjería (DEM) del Ministerio del Interior.

Seguir leyendo