Hombre es sentenciado a presidio perpetuo por reiterados delitos sexuales contra menores de edad en Angol

Deberá permanecer de por vida en la cárcel tras ser condenado por "violación y abuso sexual infantil, abuso sexual propio y exhibición de material pornográfico a menor de edad”, perpetrados en contra de dos hijas de su conviviente.


Este sábado, el Tribunal Oral en lo Penal de Angol -región de La Araucanía- resolvió aplicar una sentencia de presidio perpetuo simple en contra de Jaime Ancapi Ancamilla, quien fue condenado como autor de los delitos reiterados de “violación y abuso sexual infantil, abuso sexual propio y exhibición de material pornográfico a menor de edad”, perpetrados en forma reiterada en contra de dos hijas de su conviviente, entre los años 2005 y 2016.

La pena impuesta por el tribunal implica que el condenado deberá permanecer de por vida en la cárcel y que recién podrá postular a algún beneficio cuando cumpla 20 años privado de libertad.

“La pena impuesta, de presido perpetuo simple, era la pena que había solicitado la Fiscalía en su acusación, y es la que, atendida la gravedad de los delitos acreditados y la gran extensión del mal causado a las víctimas, mejor se condice con esas circunstancias”, valoró el fiscal a cargo de la investigación, Cristián Gacitúa.

El persecutor penal acreditó en el juicio que el condenado ejecutó estos delitos principalmente en el domicilio común ubicado en la población Javiera Carrera de Angol, pero también cuando las víctimas lo acompañaban a trabajar como gasfíter a Temuco y en un paseo familiar en la comuna de Lonquimay.

Revisa más en La Tercera

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.