Inédito plan de la fiscalía busca poner fin a violencia de los funerales narco

Fiscalía

El saliente fiscal regional, Raúl Guzmán, y su subalterno, el persecutor Patricio Rosas, presentaron la propuesta al Ejecutivo. Se establecieron siete etapas para frenar balaceras y fuegos artificiales.




Fue entre el 1 y el 3 de febrero que en las redes sociales comenzaron a especular de dónde y por qué había fuegos artificiales todas esas noches en Peñalolén. Pasaron cinco días, y el misterio finalmente se resolvió: el familiar de un reconocido narcotraficante de la zona había fallecido y sus amigos decidieron despedirlo entre fuegos artificiales y disparos al aire.

Este y otros casos advirtieron a las autoridades que existía un fenómeno que debía ser abordado. Así se creó una mesa de trabajo, en que la Fiscalía Sur -liderada hasta el 30 de abril por Raúl Guzmán- presentó un protocolo para vigilar e intervenir funerales que involucren armas y personas con antecedentes penales.

El Ministerio Público presentó el protocolo como "Funerales de alto riesgo", en que definió 7 etapas para que Carabineros, la PDI, autopistas, hospitales y funerarias se coordinen para evitar hechos de violencia en estas ceremonias (ver infografía).

El primer paso, de acuerdo al protocolo, es detectar que ocurrió la muerte de una persona vinculada a bandas criminales. Luego, la PDI debe ir al Servicio Médico Legal (SML) para identificar a cercanos al fallecido y otros antecedentes como, por ejemplo, dónde ocurrió el deceso, cuál será la funeraria a cargo, dónde se realizará el velorio y a qué cementerio será trasladado.

Luego, en el velatorio, el plan es identificar, a través de un método de vigilancia discreta, si hay vehículos que hayan estado involucrados en hechos delictuales. También se realizará en esa fase un control de identidad selectivo, para poder obtener información de bandas delictuales y de portadores de armas.

Al momento de la caravana, el plan establece que Carabineros resguarde el trayecto y que este sea dirigido, preferentemente, por caminos donde hayan cámaras de vigilancia. Después, cuando se realice el sepelio, este deberá será grabado por si ocurren delitos en flagrancia.

La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, señaló que "la Fiscalía Sur presentó los pilares de un modelo para la mesa y todas las instituciones participantes en esta instancia, que está siendo coordinada por la Subsecretaría de Prevención del Delito, van a hacer observaciones a este protocolo. Nos reuniremos el 13 de mayo para cerrar el protocolo".

Añadió que "este modelo es de suma importancia, porque el uso de pirotecnia en los funerales, que no siempre está vinculada a hechos de narcotráfico, ha generado mucha sensación de temor en la población".

El fiscal jefe de la Unidad de Focos Sur, Patricio Rosas, explicó que "hemos generado eslabones de reacción en cadena, para hacernos cargo de los delitos que rodean estos funerales de alto riesgo, para prevenir, con la acción de Carabineros, en investigar lo que posteriormente ocurre".

Agregó que "acá no solo hay incivilidades, estamos hablando de delitos que ocurren en el marco de estos ritos: disparos al aire en las caravanas, el uso de autos robados, presencia de personas con órdenes de detención vigente, que ponen el riesgo la seguridad de toda la ciudadanía. Por eso la importancia de este protocolo".

Haz click en la infografía para agrandar:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.