Madre y su bebé resultan heridos tras ataque armado a su vivienda en Chimbarongo

Personal de la BH de Rancagua se encuentra investigando para dar con el paradero del agresor, quien abrió fuego en una oportunidad contra la habitación en la que se encontraban las víctimas, hiriendo a ambas con un mismo disparo. El menor se encuentra estable dentro de su gravedad y fuera de peligro de muerte, mientras que la mujer resultó con una lesión en un brazo.




Una mujer y su hijo de un año de edad resultaron con lesiones de diversa gravedad este domingo luego de que la vivienda donde se encontraban fuera atacada por un desconocido con un arma de fuego, en la ciudad de Chimbarongo, en la Región de O’Higgins.

Por orden de la Fiscalía de San Fernando, personal de Brigada de Homicidios (BH) y del Laboratorio de Criminalística de la PDI de Rancagua, concurrió en horas de esta mañana al Hospital de San Fernando, donde había ingresado un lactante con un impacto balístico.

“El lactante aún se encuentra en el referido centro asistencial con una lesión por impacto de proyectil balístico, en estado grave, estable dentro de esa gravedad y fuera de riesgo vital”, informó el comisario Carlos Galvez, de la BH de Rancagua.

Agregó que “se pudo también constatar que la madre de dicho lactante presenta una lesión por proyectil balístico en uno de sus brazos, por lo cual fue trasladada al Hospital Regional de Rancagua”.

El comisario Galvez sostuvo que se realizó levantamiento de evidencias en el sitio del suceso y se entrevistó a posibles testigos, “constantando en las primeras diligencias que, en horas de la madrugada del día de hoy, una persona desconocida hasta el momento, habría venido hasta el lugar de acá de Chimbarongo y procedió a disparar a una de las habitaciones del inmueble, causándoles las lesiones a la madre y a su hijo”.

El sujeto -cuyas motivaciones se indagan- había realizado un solo disparo, el cual impactó a ambas víctimas.

Lee más en Nacional:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.