Matías del Río tras ser reincorporado a Estado Nacional: “En nuestra actividad no traficamos con apoyos o ataques velados a la izquierda, el centro o la derecha”

El periodista, que había sido apartado del programa dominical de política, empleó anoche los primeros minutos del programa para referirse a lo sucedido, respaldando el pluralismo del canal y la objetividad e imparcialidad con la que se abordan los temas “más allá de las ideologías de cada uno”.


No vamos a eludir los hechos y debates ocurridos en la última semana en torno a nuestro programa y nuestro canal. Tenemos que hacernos cargo de lo que aconteció y el desafío es hacerlo con una mirada madura y tranquila”.

Con estas palabras, el periodista de Estado Nacional, Matías del Río, comenzó anoche el programa de contingencia política, luego de haber sido reincorporado tras su polémica salida que se definió hace poco más de una semana, y que posterior a una reunión de directorio, TVN reculó en su resolución.

Cabe recordar que, inicialmente y tras una declaración pública emitida por la señal nacional, la determinación de sacar al rostro de la pantalla se habría tratado de una “definición estratégica” que buscaba potenciar sus programas. Sin embargo, los dardos fueron apuntados a que esta decisión se debió a las críticas por parte de Nivia Palma, integrante del directorio del canal, quien acusó de falta de neutralidad al profesional. Asimismo, la señal recibió múltiples acusaciones de “censura” por parte de distintos sectores políticos debido esta decisión.

En ese contexto, y empleando los minutos iniciales del programa, el conductor declaró “vayamos al fondo del tema, ¿de qué se habló en estos días respecto a este caso? En lo básico, se habló de una amenaza o de la posibilidad de una amenaza a la libertad de expresión. Fue esto lo que generó las apasionadas controversias que convocaron a miles de chilenos. El episodio superó con mucho la figura de un periodista, excedió también con largueza el ámbito de las decisiones periodísticas internas, muy legítimas, pero que fueron anunciadas precipitadamente y leídas con desconfianza y temor”.

Del Río prosiguió diciendo: “mucha gente olió en esta pasada el hedor de la intolerancia, el proselitismo y la cancelación. ¿Reacción muy exagerada? Posiblemente. Yo no soy quién para decirlo, pero los hechos están ahí. Lo único que sé es que las reacciones de la ciudadanía no las manejamos ni los periodistas ni los políticos. También se debatió sobre periodismo, y con claridad pudimos ver a una ciudadanía alerta para exigir que el ejercicio independiente de este sirva de abono al terreno en que la democracia hunde sus raíces”.

Al respecto, el periodista defendió las determinaciones adoptadas por el canal, basándose en los parámetros y principios de neutralidad y objetividad con la cual se desempeñan los profesionales de las comunicaciones que representan a TVN.

“Debemos entender, de una buena vez, que el periodismo y los periodistas de TVN no empujan el carro de los sesgos políticos. Hay en este canal, y en el equipo de Estado Nacional, una robusta tradición de objetividad y profesionalismo. Estamos completamente comprometidos con el pluralismo y en nuestra actividad no traficamos con apoyos o ataques velados a la izquierda, el centro o la derecha”, aseveró.

Respecto a lo anterior, agregó que “este espacio se defiende, pero también se debe cuidar más allá de las ideologías de cada uno. Quién trabaja aquí ha de saber que TVN está primero. TVN une más allá de nuestros desencuentros. Nos representa en lo común a los chilenos. TVN es una institución que ya está en la historia de Chile y con las instituciones no se hacen malabares, porque cada una en su rol son pilares que dan vitalidad a la democracia, que hoy todos decimos estar defendiendo”.

Finalmente, Matías del Río concluyó su declaración reflexionando que “este es un gran momento para hacer, aunque sea por una vez, lo que decimos que hay que hacer”.

Lee más en Nacional:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.