Ministro Espina por los nueve días de toque de queda: "Es probable que alguna de las decisiones que se tomaron pueden haber sido mejores"

Imagen-A_UNO_1135120_WEb

El ministro de Defensa, Alberto Espina.

Además el ministro de Defensa afirmó que hay grupos que devastan zonas enteras y que "los derechos humanos de esas personas afectadas, los comerciantes y todos los que han quedado muy arruinados nadie los defiende. Yo he visto muy poco a los parlamentarios preocuparse de los derechos de las víctimas del ataque".




Para estos días se espera que continúe en el Congreso la tramitación de un proyecto de ley impulsado por el gobierno que ha generado opiniones divididas en el mundo político: el uso de personal de las Fuerzas Armadas para resguardar la infraestructura crítica del país, sin que exista la necesidad de decretar estado de excepción constitucional. 

https://www.latercera.com/politica/noticia/oposicion-cuestiona-exencion-penal-las-ff-aa-proyecto/917936/

En relación a este y otros temas se refirió el ministro de Defensa, Alberto Espina, en conversación con el programa Hablemos en Off, de Radio Duna.

Consultado sobre su frase en la que dejaba ver que Carabineros se encontraba superado para cumplir sus funciones, afirmó que "lo que he dicho es de todo sentido común. No veo quién lo pueda haber criticado. Lo que he manifestado es que frente a un ataque brutal que se ha producido, que no lo mezclo con la demanda civil ni los reclamos que se hayan hecho por parte de una sociedad que acumuló muchos abusos".

"Estos hechos vandálicos, de quemar el metro, de atentar contra hospitales, obviamente conduce que Carabineros no tiene la capacidad para actuar en todos los frentes. Y eso es algo que tiene todo el sentido común. Y no es una crítica a Carabineros, es enfrentar la realidad. Y por eso me parece razonable que las Fuerzas Armadas cubran toda la infraestructura crítica del país. Nada de eso me parece que sea ilógico", añadió.

Consultado sobre la información reservada que han podido recopilar a través de inteligencia, señaló que "estos actos fueron organizados y creo que hoy nadie los discute. Porque atacar 10 estaciones del metro a la misma hora con acelerante no es una casualidad. Lo importante es avanzar e indagar quiénes son los autores. Y yo creo que en eso hay información que se está trabajando. No voy a decir más ni puedo decir más".

Respecto a las acusaciones de impunidad penal que tendría el proyecto del gobierno, Espina afirmó que "eso es absolutamente erróneo. Lo que dice el proyecto de ley es que para los efectos del uso de la fuerza de las Fuerzas Armadas se regirá las normas del Código Penal y del Código de Justicia Militar. Es todo lo contrario. Lo que decía el artículo es que las reglas del uso de la fuerza, que son la gradualidad, desde intentar disuadir a las personas que quieran intentar atacar una infraestructura crítica. Esto va aumentando a medida que el ataque va siendo más fuerte. Pero no hay ninguna norma que busque permitir una excepción de responsabilidad anticipadamente. Eso es un error y una falsedad que no tiene ningún fundamento. Es fácil hablar cuando las cosas no se estudian adecuadamente".

Consultado sobre el uso de equipamiento militar durante los días de excepción constitucional, como las tanquetas que circularon por Avenida Apoquindo, afirmó que "en nueve días y en doce o trece regiones es probable que alguna de las decisiones que se tomaron pueden haber sido mejores. Es una pregunta válida, pero yo creo que uno tiene que mirar el contexto en que se devolvieron. Nosotros no tenemos acusaciones de abuso sexual, de detenciones ilegítimas, de torturas. Y los casos que lamentamos muchísimo, que son las personas que fallecieron".

"Lo que a nosotros nos parece que tenemos que cautelar es que salgan acusaciones livianas y sin fundamento que afecten a las Fuerzas Armadas que actuaron a mi juicio con gran sentido de responsabilidad, con una gran capacidad de resiliencia y sobre todo de paciencia, porque en varias oportunidades fueron provocados por grupos anarquistas y narcotraficantes", afirmó el secretario de Estado.

Añadió que "separemos absolutamente al manifestante que con todo derecho va a reclamar el tener mejores condiciones de vida. Y separado eso, con qué nos vamos a quedar en el saqueo brutal que se produce. Nos vamos aquedar con grupos de anarquistas organizados, con narcotraficantes y miembros de organizaciones criminales, delincuencia común, que sale y devasta zonas enteras. Y donde los derechos humanos de esas personas afectadas, los comerciantes y todos los que han quedado muy arruinados nadie los defiende. Yo he visto muy poco a los parlamentarios preocuparse de los derechos de las víctimas del ataque".

Comenta