Piñera y plan de desconfinamiento: “Cuando las condiciones lo exijan, daremos pasos atrás”

Foto: Agenciauno

Presidente remarcó que si bien el plan de apertura gradual irá dando mayores niveles de libertad, también exigirá más responsabilidad y respeto a las normas sanitarias, debido a los riesgos de rebrot




“En las últimas semanas el número de contagios, la tasa de positividad de los test PCR y el número de fallecidos ha disminuido significativamente”, dijo el Presidente Sebastián Piñera en su Cuenta Pública, destacando las últimas siete semanas de continua mejoría frente a transmisión del coronavirus en el país, que han permitido dar cierta holgura a la red asistencial.

Este escenario, precisó Piñera, ha permitido dar curso al plan “Paso a paso” que, sustentado en criterios sanitarios y técnicos, permite avanzar desde la cuarentena en que se encuentran 7 millones de chilenos, hacia las fases de Transición, Preparación, Apertura Inicial y Apertura Avanzada, en camino al desconfinamiento total que solo permitirá la vacuna. “Avanzaremos con máxima prudencia y tomando todas las precauciones sanitarias necesarias”, dijo Piñera, alertando que, para que ello ocurra, se deberán cumplir avances consistentes, de lo contrario, “y quiero decirlo en forma muy clara, cuando las condiciones lo exijan daremos pasos atrás para cuidar a todos los chilenos”.

En ese contexto, remarcó que si bien el plan de apertura gradual irá dando mayores niveles de libertad, también exigirá más responsabilidad y respeto a las normas sanitarias, para reducir riesgo de rebrotes.

Respecto a los efectos de la pandemia, detalló que, a la fecha, 355 mil personas se han contagiado y extendió condolencias a los familiares de las 13.203 personas cuyos fallecimientos se atribuyen al Covid-19. “El mejor homenaje que podemos rendirles es mantenernos firmes y unidos para superar esta pandemia”, sostuvo.

En su discurso, el Jefe de Estado planteó que en base a los aprendizajes y consejos de los entes técnicos y asesores, locales e internacionales “hemos estado permanentemente corrigiendo los errores y enmendando el rumbo”. Y aludió la fase más critica, hasta ahora, de la crisis sanitaria en el país:

Todos recordamos esas angustiosas semanas en que el número de contagios crecía todos los días y nuestro sistema de salud estuvo extraordinariamente exigido, trabajando al límite de su capacidad y que requirió un esfuerzo y compromiso extraordinario de los profesionales y trabajadores de la salud.

Sebastián Piñera, Presidente de Chile

Con lo anterior, sumado a los refuerzos realizados en la red para ampliar su capacidad, “hemos podido cumplir nuestro compromiso de dar a todos la atención médica, los tratamientos críticos y la ventilación mecánica que han necesitado”, agregó.

El exministro de Salud Emilio Santelices, planteó que la cuenta pública “constató un hecho indesmentible: Chile y el sistema sanitario tuvieron la capacidad para enfrentar el primer peak, y de cuadruplicar en un tiempo récord, tanto las camas críticas como el equipamiento necesario, y ningún chileno quedó fuera de la oportunidad de atenderse si lo necesitaba”.

Mientras, el extitular de Salud e integrante del Consejo Asesor Covid-19, Álvaro Erazo, fue crítico en los contenidos. “El Presidente perdió la oportunidad de hacer un reconocimiento e identificar los problemas y errores considerados por diversos especialistas en salud pública en áreas como la atención primaria”. También opinó que faltó el recuento de las víctimas de la pandemia: los chilenos esperamos claridad sobre las cifras. Creo que era bueno comunicarle al país la cifra más significativa de lo que ha generado esta pandemia”.

A su vez, el académico de Salud Pública de la Usach, Claudio Castillo, aseguró que se echó de menos hacer referencia “a la gran crisis de salud mental que va a venir después de tanto tiempo en cuarentena y confinamiento y cuál va a ser la forma en que el Estado y el sistema sanitario van a responder a este nuevo desafío”, así como el abordaje a “las intervenciones de salud que no se han hecho, los controles perdidos y la gran cantidad de prestaciones acumuladas que va a enfrentar el sistema de salud”.

Comenta