Presidente asiste a Te Deum Ecuménico de Fiestas Patrias marcado por reconocimiento a la Vicaría de la Solidaridad y DD.HH.

La tradicional ceremonia se llevó a cabo en la Catedral de Santiago, en donde asistieron representantes de todos los poderes del Estado, entre ellos autoridades del órgano judicial y legisladores.


Esta mañana, el Presidente Gabriel Boric asistió a su segundo Te Deum Ecuménico de Fiestas Patrias. Como ya es tradición, el Mandatario recibió los honores de la guardia presidencial en La Moneda antes de iniciar el trayecto hacia la Catedral Metropolitana.

El Mandatario –acompañado por la ministra del Interior, Carolina Tohá– llegó en el Ford Galaxie cerca de las 11.00 horas. El Presidente fue recibido por las figuras eclesiásticas y el tradicional saludo de las bandas de guerra y de orden.

Mientras que la mayoría de los ministros llegaron en bus hasta la Catedral, entre ellos, la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo, ministra de la Mujer, Antonia Orellana, ministro de Transporte, Juan Carlos Muñoz, la ministra de Trabajo, Jeannette Jara. El canciller Alberto van Klaveren no podrá asistir, y en su lugar está subrogando la subsecretaria Gloria de la Fuente, ya que el ministro de Relaciones Exteriores se encuentra en Estados Unidos para formar parte de la delegación nacional que participará en el plenario de las Naciones Unidas.

A la liturgia oficiada por el arzobispo de Santiago Celestino Aós, asistieron autoridades eclesiásticas y altos mandos de las Fuerzas Armadas. También, el director general de Carabineros, Ricardo Yáñez, el presidente de el Senado Juan Antonio Coloma (UDI) y desde la presidencia de la Cámara Baja, Ricardo Cifuentes (DC). Además de los representantes del órgano judicial.

Representantes de la iglesia comenzaron la liturgia destacando la labor de la Vicaría de la Solidaridad en la defensa de los derechos humanos. Luego, encendieron el sirio de los DD.HH. y expresaron que es una “luz de esperanza que ha iluminado ocasiones tan significativas desde que se encendió por primera vez en esta misma Catedral en 1978″.

“Jesucristo es nuestra luz, él nos enseña el valor y dignidad de cada persona. Los cristianos creemos que este es el principio fundamental de todo el orden social, lo que exige el cuidado irrestricto de los derechos humanos como base de nuestra convivencia”, señaló uno de los oradores.

El día anterior el Mandatario asistió al Te Deum Evangélico en la Catedral de Puente Alto. En esa oportunidad, el presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, obispo Edmundo Zenteno, realizó un llamado “por la paz y reconciliación real de los chilenos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.