Primera muerte por Covid-19 en Chile: adulta mayor se contagió en reunión familiar

En el Hospital San Juan de Dios de Santiago se registró el primer caso de una persona fallecida en Chile por Covid-19.

Desde el lunes algunos contagiados irán a "hoteles sanitarios".




Ayer, en el día epidemiológico 18 de del coronavirus en el país -se contabiliza desde el pasado 3 de marzo, cuando apareció el “paciente cero”- se registró el primer deceso por la enfermedad. La información fue entregada por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, a través de Twitter: “Tenemos que lamentar el primer fallecido en Chile por Covid-19. Es una mujer de 82 años, postrada, en la que se optó por un manejo compasivo”.

Comparada la situación de Chile con Italia, España o Brasil, se observa que en esos países se registraron las primeras muertes por Covid-19 en los días epidemiológicos 21, 13 y 19, respectivamente, pero con un menor número de contagios.

Según han explicado los infectólogos desde la aparición del virus, el caso correspondía a la definición de una paciente de riesgo: mujer de avanzada edad y con patologías respiratorias de base.

En su segunda conferencia del día, y tras las críticas por la manera en la que se informó de la primera víctima, Mañalich detalló desde La Moneda que la mujer, con domicilio en Renca, se habría contagiado en una reunión familiar de aproximadamente 20 personas que se realizó en la misma comuna. Entre los participantes estaba un pariente que había regresado recientemente desde un viaje en Argentina, según comentó el ministro a la cadena argentina C5N. Entonces se supo que en la misma familia existen más casos: “Estamos hablando de cuatro personas que han sido testeadas como positivas para coronavirus; uno se encuentra hospitalizado fuera de gravedad en otro recinto”.

Más tarde, el alcalde de Renca, Claudio Castro, detallaría que el caso primario de dicho cluster “es un familiar que no es vecino de Renca, trabaja en una oficina del Compin del centro de Santiago (…) La información que nosotros tenemos es que ese Compin hoy día es un foco de contagios, donde ya hay un grupo importante de funcionarios que han dado positivo”.

Manejo compasivo

Luego de que se notificara el primer caso en la familia, y tras guardar cuarentena, “el día 17 de marzo, ella consultó en un servicio de urgencia de la comuna, donde, a pesar de que su sintomatología no era severa, se sospechó, y de acuerdo con el protocolo, se le hizo examen de coronavirus, el que fue informado como positivo ese mismo día”, comentó Mañalich.

Una versión distinta entregó el alcalde Castro. Según los antecdentes que maneja, la familia notificó de la situación a la municipalidad, que, a su vez, informó al Hospital Félix Bulnes para que se enviara a un funcionario de salud a realizarle el test PCR, por su imposibilidad de moverse.

Finalmente, se le hospitalizó en el Hospital San Juan de Dios “donde desarrolló un cuadro relativamente benigno”, comentó Mañalich. A pesar de que durante el viernes se consideró su hospitalización domiciliaria, su condición empeoró durante la madrugada del sábado, cuando la familia determinó no conectarla a un ventilador mecánico.

La mujer falleció cerca del mediodía de ayer. “Se entiende que hay una decisión anticipada, en el sentido de que, si la persona presenta necesidades asistenciales muy invasivas, hay una decisión de no proveerlos porque se estima que la situación clínica de la persona, y las consecuencias eventuales tienen un pronóstico muy malo”, indicó el ministro.

Críticas a Mañalich

El anuncio del ministro a través de la red social generó molestia en la autoridad comunal, que manifestó que “lamento la forma en la que esto fue comunicado. Nosotros nos enteramos por la familia. En paralelo, hubo una comunicación del Servicio de Salud Metropolitano a nuestro equipo de salud central. Yo tomé contacto con algunas autoridades de gobierno para coordinar la forma en la que íbamos a comunicar esta información, porque nosotros anticipábamos que iba a causar una angustia importante”.

En tanto, el concejal de la misma comuna, y nieto de la fallecida, el DC Jorge Lozano, interpeló en Twitter al ministro y a Piñera: “Como familia estamos destrozados, se nos fue nuestra abuela. Le pido a Sebastián Piñera y a Jaime Mañalich que dejen de pensar con la mano en la billetera y declaren cuarentena total. No queremos que otras familias entierren un familiar sin poder despedirse”.

103 nuevos casos

Antes de que ocurriera el fallecimiento, el ministro había detallado que existen 103 nuevos casos más que el viernes, empinándose la curva en 537 diagnosticados en el país. De los 103 positivos, 55 se registraron en la Región Metropolitana, seguida de Ñuble, con un alza de 14. La cifra de hospitalizados se eleva a los 33, de los cuales siete están con ventilación mecánica.

Más tarde, y luego de notificar el primer fallecimiento, el ministro anunció que desde la próxima semana se derivarán a algunos casos de contagio a “hoteles sanitarios” para evitar el contacto, principalmente con adultos mayores.

Acerca de los “quiebres” en ciertos casos en los que se ha determinado una cuarentena por caso confirmado o sospechoso, la autoridad sanitaria adelantó que “si no hay un cambio de actitud, vamos a estar obligados a tomar medidas de cuarentena o barrera sanitaria”, aludiendo a los casos donde las personas se han trasladado a balnearios del litoral central. “Algunos han entendido la cuarentena como vacaciones”, agregó.

Comenta