Querella del gobierno por fiesta en Zapallar revela que Carabineros controló el evento y cursó parte por ruidos molestos

En la acción judicial ingresada ayer al Juzgado de Garantía de La Ligua, en contra de Samuel Israel Concha, se expone que en el evento había más de 200 personas. En dicha comuna, que se encontraba en fase 3, el aforo permitido era de 20 personas, incluyendo residentes. Fuentes de la intendencia de Valparaíso señalan que la querella será ampliada hoy incluyendo al resto de las celebraciones clandestinas que se revelaron ayer por audios y videos de WhatsApp.




Las irregularidades dadas a conocer ayer sobre una serie de fiestas clandestinas realizadas para celebrar el Año Nuevo en la comuna de Zapallar, provocó una dura condena del intendente de Valparaíso Jorge Martínez. A su vez, el ministro de Salud, Enrique Paris, calificó hechos de este tipo como un grave atentado contra la salud pública.

La condena del gobierno no solo quedó en palabras. Ayer la intendencia de la Quinta Región ingresó al Juzgado de Garantía de La Ligua una querella por una de las fiestas clandestinas realizadas en el condominio de Aguas Claras, ubicado en la comuna de Zapallar. Esta acción judicial, aún no declarada admisible, va dirigida en contra de Samuel Israel Concha y contra todos quienes resulten responsables. El delito invocado en contra de él es el ilícito contra la salud pública, en calidad de autor, el cual está establecido en el artículo 318 del Código Penal. El querellado se trata de un conocido piloto de rally.

En la descripción de los hechos realizada por la intendencia se revela el siguiente detalle: “Con fecha 3 de enero de 2021, siendo las 01:00 horas aproximadamente, personal policial correspondiente a la 1° Comisaría de Carabineros de La Ligua, tomó conocimiento de la existencia quejas de parte de los vecinos del lugar por la existencia de música a alto volumen y gritos, la cual tenía lugar en el inmueble ubicado en Aguas Claras sur, comuna de Zapallar, lugar en el cual personal policial constató la efectividad de los hechos denunciados, procediendo a cursar una infracción por ruidos molestos y gritos al imputado, quedando este último citado al Juzgado de Policía local de Zapallar”.

La querella agrega que “con posterioridad a lo anterior, y a partir de múltiples fuentes de información disponibles en redes sociales, hemos tomado conocimiento que dichos hechos corresponden a una fiesta clandestina llevada a cabo en el domicilio referido, en la cual habrían participado cerca de doscientas personas, quienes habrían asistido a dicha reunión, en directa contravención a la norma contemplada en el art. 318 del CP y al estado de emergencia que rige en la Quinta Región, y con directa infracción al toque de queda que rige actualmente”.

De acuerdo al plan Paso a Paso del gobierno, Zapallar a esa fecha se encontraba en fase 3 de Preparación. En esa línea, según las medidas especiales para Año Nuevo dispuestas por la autoridad sanitaria, el aforo permitido para comunas en esa fase era de 20 personas, incluyendo los residentes.

Fuentes de la intendencia señalaron a La Tercera que el objetivo es que esta querella sea ampliada hoy, agregando “nuevas denuncias y antecedentes proporcionados por Carabineros”. El objetivo, dicen las mismas fuentes, es incluir en la misma acción judicial el resto de las fiestas clandestinas de la comuna, las cuales se dieron a conocer masivamente ayer por una serie de audios y videos de WhatsApp. Todo ese material difundido por redes sociales, dicen desde la intendencia, será remitido al Ministerio Público como parte de los antecedentes para la investigación que esperan sea iniciada en cuanto se declare admisible la querella.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.