Requerimiento de remoción de la defensora de la niñez: Abogado denuncia que parte de la petición tiene información ilegal

Tribunales de Justicia

En un téngase presente ingresado ante el pleno de la Corte Suprema, el abogado Winfried Hempel acusa que el parlamentario Tomás Fuentes (RN) obtuvo antecedentes de un recurso de amparo de forma irregular para fundamentar uno de los capítulos del libelo. El congresista se defiende y asegura que los hechos los obtuvo por una denuncia que recibió de una persona, que pidió resguardo de su identidad: "Desmiento totalmente haber accedido de forma ilegal a información".




El lunes 11 de enero el abogado Winfried Hempel ingresó un téngase presente en la tramitación del requerimiento ingresado por 52 diputados de Chile Vamos para remover de su cargo a la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz.

Hempel ha representado a víctimas de Colonia Dignidad y justamente una situación que involucra a uno de estos afectados, es uno de los argumentos para solicitar la destitución de Patricia Muñoz. El documento de siete páginas, que aún no ha sido proveído ante el pleno del máximo tribunal, expone una denuncia que apunta al parlamentario de RN, el diputado Tomás Fuentes.

“Los requirentes encabezados por el H. Diputado de la República, Señor Tomás Fuentes Barros en resumidas cuentas reprocha un supuesto abandono a las víctimas de la Ex Colonia Dignidad en una causa que tramité yo como abogado, concretamente un recurso de amparo”, plantea Hempel. Se trata de un recurso que finalmente fue rechazado por la Corte Suprema. Es respecto de este recurso que los diputados fundamentaron, junto con otros argumentos, algunas de las causales para solicitar la remoción de la defensora.

El punto, a juicio de los parlamentarios, estaría en que la Defensoría no colaboró en la tramitación del amparo. “Es decir, la Defensora de la Niñez, lejos de apoyar la protección de derechos de las niñas, se puso en contra de ellas y de quienes estaban interesados en defenderlas, lo que revela una negligencia inexcusable en el ejercicio de su cargo, todo lo que abunda en la justificación para removerla de él”, plantea el libelo.

La acusación de Hempel radica en la forma en como el diputado Fuentes accedió a lo que tiene relación con la tramitación de ese amparo. Esto, debido a que Fuentes se comunicó con él para solicitarle la respuesta que le dio la Defensoría cuando le pidió su apoyo, pero Hempel luego de decir que se la iba a mandar, nunca lo hizo.

Se señala que el correo lo habría entregado yo, y esto es definitivamente falso. El contenido del mail tampoco fue proporcionado por la destinataria (abogada de la Defensoría de la Niñez de Talca), ni mucho menos fue proporcionado por el Tribunal de Familia ni tampoco por el Portal de Ley de Transparencia, por lo cual lo sostenido, de que yo sería la fuente y le habría entregado el email, como se señala en el libelo es definitivamente falso”, plantea el abogado.

Hempel agrega que “todo esto más bien constituye una grave violación al secreto profesional y es una interceptación de comunicación privada entre dos profesionales del derecho en el ámbito del derecho de familia que por su naturaleza se tramita de forma reservada”. En esa misma línea, asegura que “ni el suscrito, ni mis representados se han sentido ‘abandonados’ por la Defensoría de la Niñez. Muy por el contrario, esta estuvo y está en contacto permanente con este defensor de las víctimas de la Ex Colonia Dignidad y ha demostrado preocupación permanente por la situación de los menores que nacieron en la ex Colonia Dignidad y que en parte son hijos de padres altamente traumatizados, lo que de por si es una situación compleja que no debe ser politizada ni instrumentalizada”.

“Desmiento totalmente haber accedido de forma ilegal a información”

El diputado Fuentes rechaza tajantemente esta denuncia . El parlamentario explica que los hechos expuestos en el requerimiento los obtuvo como resultado de una denuncia que recibió cuando estaban recabando antecedentes para la redacción del escrito.

La persona denunciante, sin embargo, solicitó reserva de su identidad por temor a represalias laborales. Fuentes relata que luego de la disposición inicial a colaborar de Hempel expresada por WhatsApp y al no recibir los antecedentes, se optó por incluir el hecho en el requerimiento pero solo en base a lo expresado en la denuncia.

Yo nunca muestro un correo, él dice que recibí información de manera ilegal. Yo no muestro ningún correo. Yo cito entre comillas lo que él supuestamente habría dicho o habría escrito en el correo en base a la denuncia anónima que recibimos”, dice Fuentes.

El diputado comenta que Hempel “está interpretando que yo de forma irregular accedí a algo que no debí haber accedido, no sé si él cree que soy hacker, no sé. Yo obviamente tengo la denuncia, obviamente tengo el nombre y apellido de la persona, pero no lo puedo dar a conocer a los medios de comunicación, pero si el señor juez me lo pide y la persona cuenta con protección laboral, no habrá ningún problema y podremos mostrar todo”.

En esa misma línea, se hace cargo de lo expuesto en el requerimiento y descarta cualquier irregularidad. “Desmiento totalmente haber accedido de forma ilegal a información, yo solo recibí una denuncia en la cual él tendrá que demostrar si es cierto o falso lo que yo digo. Si la defensoría lo ayudó, él va a tener que demostrar cómo fue que lo ayudaron”, concluye el diputado.

En el expediente del requerimiento, dentro de los documentos que acompañan el escrito se encuentra una imagen bajo el siguiente título: “Correo de Hempel a Defensoría 8 Abril 2020″. Sin embargo, no está adjuntada la respuesta de la defensoría.

El requerimiento fue admitido a trámite por el pleno del máximo tribunal, el cual está a la espera de que la defensora entregue su informe en el cual responderá al libelo y expondrá sus argumentos para que se rechace. Para eso tiene un plazo de 15 días hábiles desde que fue notificada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.